La hostelería se queja de una situación "inviable"

Lola Morán Fdez.
-

Ayer lograron que se suprima la tasa de terrazas hasta final de año y que se estudien cambios para autorizar mesas con taburetes en el exterior

Bonificaciones fiscales a hosteleros tras las nuevas medidas - Foto: Manu_Reino

El sector hostelero ha vuelto a ser objeto de restricciones con la entrada en vigor de nuevas medidas para hacer frente a la expansión del coronavirus en la ciudad. Unas medidas que pasan, en su caso, por limitar el aforo en el interior de locales al 30% y en terraza al 50%, además del cierre de negocios a las 23:00 horas. Son unas medidas «inviables» para un sector que repite una y otra vez que «no es el culpable», tal y como trasladaron a este diario desde las asociaciones de hostelería de Talavera y de Toledo.
Ambas se reunieron ayer con representantes del Ayuntamiento para abordar la situación tras estas medidas decretadas por Sanidad y buscar la manera de intentar facilitar la actividad del sector. Así, desde el Consistorio talaverano les trasladaron una serie de medidas, entre ellas aplicar la «tasa cero» a las terrazas hasta final de año, y analizar las ordenanzas fiscales para ver la posibilidad de instalar alguna mesa con taburetes en el exterior en aquellos locales que carecen de terraza. Se sumará, en aquellos bares que no tienen terrazas cerradas, la posibilidad de que puedan trabajar con estufas u otros sistemas de calefacción homologados. Todas estas acciones se llevarán a cabo previa solicitud de los hosteleros interesados. De igual manera, se sumarán alicientes para incentivar el consumo en los negocios hosteleros de la ciudad, según informaron desde el Consistorio.
Situación trágica. En cualquier caso, las medidas sanitarias convierten en «trágica» la situación del sector, tal y como expuso el presidente de la Asociación de Hosteleros Talavera, José Ángel Heras, quien recalcó que a los locales «no les sale rentable» estar en activo si no tienen posibilidad de tener terraza por que ese 30% del aforo «no es en realidad un 30%» al tener que guardar una distancia de dos metros entre mesa y mesa.
Asimismo, el horario de cierre, fijado a las 23:00 horas, es otro de los impedimentos a los que se enfrentan, puesto que, como indicó este hostelero, muchos negocios del sector tienen en las cenas al menos el 50% de su facturación.
«Ahora necesitamos a la gente de Talavera más que nunca», subrayó Heras, «ahora necesitamos más que nunca que apoyen a la hostelería, que salgan a cenar antes, que salgan a las cañas para fomentar el tardeo, necesitamos que la gente no coja miedo».
En cualquier caso, quiso dejar claro que los hosteleros «no tienen la culpa» de los contagios. «Si la hostelería de Talavera tiene la culpa, que nos lo demuestren», recalcó Heras, quien apuntó que recientemente se han llevado a cabo inspecciones sanitarias en el sector y el 90% de los locales cumplían las medidas.
«Solamente pedimos que nos dejen trabajar», insistió Heras, quien dijo que si bien son conscientes de que han de atenerse a la situación y tener ciertas restricciones, las que han planteado ahora desde Sanidad son «inviables e insostenibles para cualquier negocio» y puede suponer «una caída monumental».
Por su parte, Valentín Moreno, delegado en Talavera de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT), lamentó de igual manera que hayan cogido «tirria» al sector cuando «no es el causante de los contagios y demás».
Sobre este punto, Moreno subrayó que, ante todo, «está la salud de la gente» y quiso hacer un llamamiento a la «responsabilidad» para evitar que se complique aún más la situación en la ciudad y, tras estos 14 días que duran las nuevas restricciones, al final se tenga que decretar el cierre de la hostelería.
Ante todo, quiso dejar claro que «está demostrado que la hostelería no es la causante», haciendo hincapié que tras el cierre de los locales del ocio nocturno el 21 de agosto,  a día de hoy «los contagios se han multiplicado por 48» en lugar de reducirse. «Esto quiere decir que el ocio nocturno, la restauración y la hostelería no somos los causantes, pero ellos creen que sí», dijo, en relación tanto al Gobierno de España como el de otros países, poniendo como ejemplo a Francia. Por el contrario, expuso el caso de Holanda, donde «han dicho que las reuniones familiares se hagan en los restaurantes, porque son el sitio más seguro que están, porque en una casa está demostrado que todos nos quitamos las mascarillas».
En relación a las nuevas restricciones, Moreno lamentó que en Talavera son «más fuertes que en Madrid sin Estado de Alarma». Además, señaló que, con ese aforo de un 30% los locales pequeños con capacidad de unas 20 personas, como son muchos de los casos, no van a poder funcionar con tan solo tres o cuatro personas.
Ante estas nuevas restricciones, desde la AHT creen que muchos hosteleros «van a cerrar» porque con el aforo permitido «no te están diciendo cierra pero te están invitando a que cierres» porque si el sector, con las limitaciones anteriores, «ya estaba perdiendo dinero», ahora «está abocado a perder más dinero». De hecho, con las restricciones anteriores ya hubo cierres de locales que siguen sin funcionar en estos momentos.