El boom de mil mamparas de metacrilato al día

J.M.
-

La empresa Rótulos Simón, especializada en el material, se dedica estos días por completo a hacer estos elementos de protección. Recibe unas 50 llamadas cada jornada

El boom de mil mamparas al día de metacrilato

Simón Pérez habla con parsimonia. Con calma. Pero encara desde hace dos meses como empresario una coyuntura muy anómala. Como todo lo que rodea a la crisis generada por el coronavirus. Este vecino de Valmojado dirige una empresa de rótulos en Casarrubios del Monte que figura estos días en muchas agendas. Especializada en metacrilato, el trabajo desde finales de febrero está acaparado por la petición de mamparas de protección y completan hasta mil unidades cada jornada. «No hay consultas de otra cosas. Antes no se hacían nunca», afirma a este diario. Tanto, que reciben 50 llamadas cada jornada de empresas para pedir esta mercancía.
Esta empresa de siete trabajadores y 20 años de trayectoria presume en su página de internet de las abundantes aplicaciones del corte y grabado láser, pero no menciona las mamparas de protección. No había demanda hasta que se barruntaba la crisis del coronavirus. Por ejemplo, los farmacéuticos de la provincia han recurrido a estos elementos protectores para hablar cara a cara al público. Ahora, llaman a este negocio localizado en la avenida de la Constitución de Casarrubios del Monte muchas empresas que quieren vender este producto.
Sin embargo, no hay muchas empresas en la provincia que acometan el trabajo de cortar el metacrilato para la confección de las mamparas. Según explica Simón, requiere de maquinaria láser grande para hacer pedidos como pantallas de un metro por 60 centímetros. «El metacrilato se corta rápido y la factura es buena», señala por la decantación del mercado por este material para evitar las infecciones por coronavirus.
El empresario calcula que han podido elaborar unas 15.000 mamparas desde el inicio de la crisis del coronavirus, y desde el principio a ahora, la materia prima se ha encarecido un 30 por ciento. Los abastecedores son empresas repartidas por Europa que probablemente se hayan visto desbordadas también por los encargos.
De esta manera, Simón pidió metacrilato hace dos semanas y llegará a la nave de Casarrubios del Monte a principios de junio. Y eso que Rótulos Simón vio enseguida las orejas al lobo y logró producto por aquellos primeros días. Ahora habría que esperar hasta septiembre para conseguir la mercancía base de las pantallas protectoras.
la donación. Simón ha sacado tiempo entre tantos encargos para hacer una donación al Ayuntamiento de Valmojado, su localidad de residencia. El Consistorio devolvió el gesto de la empresa con un agradecimiento que publicó el lunes por las redes sociales municipales por la entrega de un total de 11 mamparas para la atención al público en las oficinas de la administración.
Asimismo, Rótulos Simón colaboró también con una compañía de la provincia de León para la elaboración de 1.500 caretas de protección individual que posteriormente distribuyó gratuitamente la otra empresa.
La crisis desatada por el coronavirus cambiará al menos en los próximos meses muchos hábitos de los españoles, y quizá la atención al público o una conversación en un bar con una mampara de metacrilato de por medio sea una de ellas. Muchas pantallas llevan ya el sello de esta empresa de la comarca de la Sagra.