La AHT advierte: la apertura de bares no es viable

lt
-

Reclaman medidas laborales como extender los Erte, ayuda de financiación para soportar los costes y protocolos higiénico-sanitarios para la seguridad de trabajadores y clientes

La AHT advierte: la apertura de bares no es viable - Foto: ï»VÁ­ctor Ballesteros

El ‘plan’ de desconfinamiento y ‘desescalada’ del Gobierno central «genera incertidumbre y mucha desconfianza» entre los hosteleros. Valentín Salamanca, secretario de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT), asegura que «hoy» están «más preocupados que ayer» tras analizar un documento que «se ha hecho sin contar con nadie del sector» (le pillamos en vídeo conferencia con la confederación española de hoteles y nadie les ha consultado, ni a la de bares y cafeterías, añade) y que se compone de una serie de medidas «que se contradicen» y «no permiten la vuelta a la normalidad con un mínimo de dignidad y seguridad para clientes, empleados y empresarios».

Entiende que «cada uno hará lo que quiera» en su negocio pero como secretario de la AHT recomienda «que se piensen muy bien» si les conviene abrir porque si las medidas publicadas no van acompañadas de otras sanitarias, económicas y laborales la apertura de establecimientos «no es viable»

«Si quieren que abramos con aforos parciales necesitamos que los Ertes por fuerza mayor sigan prorrogados» y avisa que «ni con el aforo total» se ven en condiciones de soportar todos los costes laborales porque no van a tener actividad suficiente. «Hay que adecuar las plantillas a ese tanto por ciento de actividad real; si hay trabajo para cinco nos deben dejar que el resto se queden cobrando las prestaciones por desempleo y que se incorporen progresivamente, en la medida que la actividad lo demande. Y mientras estén en el Erte que el empresario no pague cotizaciones a la Seguridad Social».

En cuanto a financiación explica que si se abre con  limitaciones de venta los autónomos y pymes necesitan una liquidez que no ofrecen  los bancos a este pequeño comercio (el ICO no cumple lo prometido, tarda mucho en resolverse o es negativo); si además el dueño del local «no facilita aplazamientos de alquiler o rebajas es un problema serio» porque no hay recursos financieros para aguantar.

Desde el punto de vista de la salud considera que no pueden abrir sin protocolos de seguridad higiénico sanitaria. Dice que se están trabajando, también por gente del sector en las comisiones nacionales, pero que como pronto estaría para final de mayo: «es inasumible abrir sin antes conocer y adaptarse a estas condiciones. Hace falta formación para el personal» e inversiones para el local.

La puntilla es, señala, que «algunas mutuas plantean que hay que devolver la totalidad de la prestación cobrada por cese de actividad si los autónomos vuelven antes de terminar el estado de alarma». Por ejemplo, quien desde el día 4 venda comida para llevar.

«Nos parece fantasmagórico», se queja, ya que lo lógico es que si se ha estado cerrado desde el 14 de marzo ese periodo se les pague como prestación  y que a partir del 4 de mayo se vuelva a la normalidad».