El aeropuerto Madrid Sur dinamizará la A-5 hasta Talavera

J.M.
-

La empresa Air City Madrid Sur confía en que la infraestructura pueda ser «un gran revulsivo» económico y la consolidación del corredor hasta Extremadura


Las reivindicaciones de la sociedad talaverana miran desde el pasado mes de octubre de reojo al proyecto mastodóntico del aeródromo de Casarrubios del Monte para su conversión en el segundo aeropuerto de la ciudad de Madrid, como hermano pequeño de Barajas. La perentoriedad de la multiplicación de la oferta aérea hace plausible el objetivo de los promotores de tener lista la infraestructura en 2023. El consejero delegado de Air City Madrid Sur, Javier Ruedas, extendió en declaraciones a este diario la influencia económica hasta Talavera, localizada a apenas 80 kilómetros y a menos de una hora por la A-5 del futurible núcleo de telecomunicaciones.
El aeródromo de Casarrubios del Monte destaca a día de hoy como el mayor de gestión privada de España, y posiblemente sea la empresa privada de mayor gestión de servicio público en la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha sin dependencia de un presupuesto de la administración pública. Así lo recita Ruedas entre los méritos de esta infraestructura que linda entre las dos regiones, debido a las operaciones de la Guardia Civil, la Policía Nacional o la lucha contra incendios, entre otros.

Pista actual del aeródromo de Casarrubios,
Pista actual del aeródromo de Casarrubios, - Foto: Yolanda Lancha
Ruedas dejó claro, asimismo, que la consecución del proyecto supondría «un gran revulsivo» y la consolidación del corredor industrial hasta Talavera, e incluso de la región de Extremadura. En este sentido, subrayó la buena comunicación por carretera existente y la disposición de polígonos a medio construir ante  una dispersión de la población y unos datos alarmantes de desempleo.
«No sabría cifrar el impacto para Talavera de toda la infraestructura», confesó Ruedas, quien inmediatamente ofreció unas cifras mareantes y esperanzadoras: 5.600 puestos de trabajo directos y 13.500 empleos indirectos, simplemente por la infraestructura aeroportuaria, más 35.000 necesarios para la logística. Estas cifras previstas para un horizonte de 25 años con los técnicos de la Comunidad de Madrid evidencian el impacto: «Creo que obviamente sí afectará a Talavera».
El alcalde de Talavera, Jaime Ramos, se pronunció sobre el proyecto del aeropuerto de Casarrubios el pasado mes de octubre y consideró que puede ser una oportunidad para la ciudad por la proximidad, pero criticó la falta de información aportada hasta entonces por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.


Uno de los hangares del aeródromo de Casarrubios del Monte.
Uno de los hangares del aeródromo de Casarrubios del Monte. - Foto: Yolanda Lancha