La Toledo-Ocaña mantiene el ritmo inversor para su desdoblamiento

latribunadetoledo.es
-
La Toledo-Ocaña mantiene el ritmo inversor para su desdoblamiento - Foto: yolanda lancha

El proyecto de Presupuestos Generales para 2016 contempla una nueva partida de algo más de 2 millones que se suman a los 2,25 aprobados hace solo unos meses para 2015

lt | TOLEDO
redacciontoledo@diariolatribuna.com

La conexión de Ávila con Teruel pasando por Castilla-La Mancha sigue rodando en Toledo con presupuestos dirigidos a las obras de la autovía A-40, la conocida como autovía de Castilla-La Mancha, que pretende unir Ávila con Teruel conectando Talavera, Toledo, Ocaña, Tarancón y Cuenca. Así las cosas, en el proyecto de Presupuestos presentado ayer por Montoro, el Ministerio de Fomento  refleja una nueva partida inversora para el desdoblamiento de la N-400 desde Toledo hasta enlazar con la AP-41 (autovía Madrid-Toledo) en un tramo de 17 kilómetros que permitirá enlazar con la autopista radial R-4 y la autovía A-4 en Ocaña, utilizando un trazado alejado de la N-400.
Según reflejan los nuevos presupuestos, la inversión para 2016 asciende a poco más de dos millones de euros (2.030.000 concretamente) que se sumarán a los 2,25 aprobados en los presupuestos del pasado año 2015 y que tendrán continuidad en los tres años siguientes con una proyección de inversión de 5,1, 10,2 y 16,4 millones hasta alcanzar los 40,87 millones que recogen como coste total de esta obra.
 El Ministerio de Fomento aprobó en diciembre de 2010 el expediente de información pública y definitivamente el estudio informativo del tramo de la conexión entre la autopista AP-41 y la N-400, para la continuidad de la A-40, Maqueda-Toledo-Cuenca-Teruel. Un proyecto que se recupera tras casi cinco años varado.
La opción aprobada para el tramo es la denominada Alternativa 1 en el estudio informativo del proyecto, y consiste en una autovía de nuevo trazado con una longitud de 7,1 kilómetros, de los cuales 5,6 son de tronco, que incluye un viaducto sobre el río Tajo, y el resto de ramales de conexión.

Toledo-Ciudad Real. La que no parece avanzar al ritmo esperado es la autovía Toledo-Ciudad Real, un proyecto que aparece en el borrador de las cuentas generales de 2016 con una previsión económica menor de la anunciada el pasado año. Y es que el que fuera delegado del Gobierno, Jesús Labrador, aseguraba en aquel momento que de los casi 28 millones que supondrá la obra en este 2016 se contemplarían dos millones de euros, el doble de lo que realmente recoge el proyecto de PGE que para 2016 asigna un millón de euros a la que denomina Variante de Fuente del Fresno, obra clave para esta conexión entre Toledo y Ciudad Real desde la autovía de los Viñedos.
Además, la previsión de cuentas del Estado para el 2016 registra con las mismas cifras las inversiones para el estudio informativo de la duplicación de la Nacional 401 entre la intersección de las carreteras CM-4167 y la citada N-401 en Ciudad Real. Es decir 440.000 euros en Ciudad Real y  60.000 euros en la provincia de Toledo, ya que dicho tramo afecta a ambas provincias.