Bellón alerta de «graves problemas de liquidez» en Talavera

Leticia G. Colao
-
Flora Bellón alerta de «graves problemas de liquidez»

La nueva portavoz del equipo de Gobierno asegura que la situación financiera municipal «no es tan maravillosa como la pintan» y habla de «ligereza» en el gasto del anterior Gobierno. Adelanta que habrá "más sorpresas"

La deuda de cuatro millones de euros en más de 600 facturas sin abonar y sin registrar en los servicios económicos fue ayer el principal tema de la primera rueda de prensa de la nueva portavoz del Gobierno de García Élez, Flora Bellón. Avanzado hace unos días por la alcaldesa, la portavoz aseguró que «la situación del Ayuntamiento no es tan maravillosa como la pintan» y la han pintado en los últimos años desde el Ejecutivo de Jaime Ramos, mientras que esperan más «sorpresas» no muy agradables para las arcas municipales.
El recién estrenado Gobierno ha solicitado un informe económico a Intervención para conocer la situación «pormenorizada, real y exhaustiva» de las cuentas consciente de «graves problemas de liquidez» que pueden traer dificultades a la hora de afrontar los gastos corrientes del Ayuntamiento. Entre estos, detalló, alrededor de 2,1 millones de euros para pago a proveedores y 1,1 millones para los sueldos municipales, es decir, más de tres millones cada mes para afrontar gastos habituales del Consistorio.
El portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, se justificó públicamente poco antes. En su intervención, explicó que los atrasos en el pago se deben a  una migración del programa de contabilidad, que ha impedido hacer frente a las facturas a pesar de la liquidez, o del retraso en el cobro del IBI por parte de la entidad bancaria que ha dejado de emitir los recibos. Al respecto, Bellón lamentó que «se quieran ir echando nuevamente la culpa a los técnicos de decisiones políticas» y les culpó de una importante falta de previsión.
Así, la portavoz del equipo de Gobierno informó de la reunión, hoy  mismo, con el tesorero y el interventor del Ayuntamiento, quienes ratificaron la deuda anunciada de cuatro millones y la «existencia de más sorpresas» lo que les obligará a tomar «muchas decisiones», dijo. A falta aún del informe económico solicitado a los técnicos de la casa, y no a una auditoria externa «por la que el PP en 2011 se gastó 30.000 euros», recordó, ya trabajan para garantizar el cobro de nóminas y del resto de gasto corriente.

 

«Ligereza» en el gasto. No dudó Bellón a la hora de hablar de «ligereza» por parte del anterior Ejecutivo municipal en gastar «un dinero que es público» y aseguró la presencia de muchas facturas sin fiscalizar ni firmar, por lo que analizarán de forma detallada quién las autorizó. «Nos da la impresión de que han hecho muchos gastos» y recordó que el dinero no se puede gastar sin un control «por mucho que una persona sea concejal del Ayuntamiento». En este sentido, ha explicado que el procedimiento a seguir en un pago es «decidir, ordenar y autorizar» en el caso de las facturas de más de 3.000 euros, que son la mayoría. «Tienen que pasar por Intervención, preguntar si hay crédito, cómo hacer el gasto y qué procedimiento seguir».
La portavoz indicó que el equipo de Gobierno ha llegado fuerte para trabajar y «viene ya llorado de casa» garantizando un plan de pago «acorde a las prioridades» con el que harán frente a los imprevistos que se están encontrando desde que accedieron a la Alcaldía, facturas que no dudó en calificar de «importantes».