Jameneí considera engañosa la intención de negociar de EEUU

EFE
-
Jameneí considera engañosa la intención de negociar de EEUU - Foto: Oficina del Líder Supremo

El líder supremo de Irán cree que el propósito de Trump es desarmar la nación y eleva el tono al acusar al Gobierno norteamericano de ser el más malvado de todos y culpabilizarle de derramamiento de sangre y saqueo a otras naciones

Después de que Washington anunciase sanciones contra el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, el pasado lunes, el propio dirigente  ha calificado hoy de "engaño" la propuesta de negociaciones planteada por EEUU y aseguró que su nación no dará pasos para atrás, en su primera reacción.
"El enemigo, ya que no ha logrado alcanzar sus objetivos, propone negociar y dice que la nación iraní debe progresar. Sin lugar a dudas esta nación va a progresar, pero sin ustedes, y bajo la condición de que no se acerquen", ha apuntado Jameneí dirigiéndose directamente al Gobierno estadounidense en un discurso publicado en su web oficial.
Jameneí, que acumula el mayor poder en Irán, indicó que el principal objetivo de la propuesta de negociación de EEUU es "desarmar a la nación y eliminar los elementos de la autoridad iraní".
"Los estadounidenses ahora le tienen miedo a la autoridad de la nación iraní, tienen miedo a seguir adelante, por lo cual mediante negociaciones quieren quitarle a Irán el factor de autoridad para poder hacer lo que quieren con la nación", detalló Jameneí.
El líder supremo iraní indicó que si se negocia con EEUU, en caso de aceptar lo que dice, el pueblo de Irán lo pagará y si se rechaza, continuarán con la actual propaganda y sus presiones.
Agregó que los insultos y las falsas acusaciones que lanza EEUU no derrotarán al pueblo iraní.
"El más malvado de los gobiernos del mundo, EEUU, que ha sido factor de guerra, de derramamiento de sangre y de saqueo a las naciones a lo largo de la historia, está acusando a la gran nación valiente y respetable de Irán", agregó Jameneí.
El presidente de EEUU, Donald Trump, impuso este lunes sanciones a Jameneí, así como a su oficina y a ocho comandantes de la Guardia Revolucionaria, y esta semana se ampliarán al jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif.
La medida fue adoptada por Trump en respuesta al derribo de un dron de vigilancia de EEUU por Irán en el Golfo Pérsico el pasado día 20.
Irán dice que el dron entró en su espacio territorial, mientras EEUU lo niega y asegura que sobrevolaba aguas internacionales.