El Feciso abre el 29 de septiembre con Maeso como embajador

C.M
-
El Feciso abre el 29 de septiembre con Maeso como embajador

Esta edición se asentará en la ciudad hasta el 11 de noviembre, siendo la primera semana la dedicada a la proyección de los cortometrajes seleccionados de los 980 presentados a concurso

La presentación del cartel de la décimo sexta edición del Festival Internacional de Cine Social sirvió de excusa para adelantar «pequeños primeros flashes» relativos a una cita cinematográfica llamada a mostrar las realidades que sufren millones de personas (discriminación, pobreza, falta e libertad…) y a tratar de «romper barreras y fronteras físicas, religiosas, políticas, culturales» que favorecen esas desigualdades. Con el objetivo claro y permanente en estos 17 años de historia, esta máxima se exhibe en la clásica imagen de Toledo rodeada por una alambrada que, a modo de prejuicios, evidencia un mal social ante el que hay que combatir.
La creación, obra de Lukasz  Gyerucki, fue analizada por un concejal que abandona el Ayuntamiento y que, antes de hacerlo, apreció esta cita como «obligada con el cine, el arte, la cultura y la justicia social» y esencial para «intentar romper esas barreras, prejuicios habituales y obstáculos que nos vamos poniendo como sociedad».
Junto a él, y considerando «una pena su marcha», el director del Feciso avanzó que el encuentro tendrá lugar en la ciudad desde el 29 de septiembre hasta el 11 de noviembre, para viajar hasta Torrijos desde el 14 al 17 del citado mes, y finalizar ‘gira’ en Cuenca durante «la última semana de noviembre», estancia en la que «es posible que esté presente Jorge Perugorría». No en vano,  el Feciso está ‘emparentado’ con el cubano Festival Internacional de Cine de Gibara, del que es director el actor. En cuanto a las novedades, también dio cuenta de la ‘captación’ de Julián Maeso «como embajador cinematográfico, solidario, educativo e inclusivo del Festival para hacerlo más visible».
Así, Tito Cañadas desveló poco de la programación y de las actividades previstas, apuntando solamente que «en la primera semana se proyectarán, en el Polígono, los cortometrajes seleccionados de los 980 recibidos» al concurso y que, tal vez, el final del Festival ofrezca «la proyección de una película muda con música en directo y, si es posible, en la calle». Recordar, en cuanto a las sedes de celebración del Feciso, que en 2018 los actos se repartieron entre el Teatro de Rojas, el Museo Sefardí, el Círculo de Arte, la sala Thalía, y la sala de Liberbank.
Sobre los elegidos para participar tanto en la gala como en las distintas intervenciones, señaló el director que muchos han sido los «grandes del cine español llamados», pero que hasta la fecha las confirmaciones son pocas. Sólo aventuró que el homenaje a ‘Toda una vida de cine’ -que el años pasado fue para Echanove- «pudiera tener, en esta edición, nombre de mujer».
merecedor de la medalla de oro de la ciudad. No dudó, el concejal en funciones -de Ganemos- Javier Mateo, en aprovechar la ocasión para, «ahora que me voy, y ya que cada vez más la ciudad reconoce a gente importante y de cierta alcurnia -que está bien-», haga «lo propio con un Festival «con experiencia y calidad». Ante ello, consideró al Feciso con la suficiencia solvencia y solera como para ser «reconocido públicamente con la Medalla de Oro de la ciudad o cualquier otra distinción». Porque, aseveró, tras el Cine Club Municipal, «este Festival se lo ha ganado y lo merece».