Silencios que valen por dos para los héroes

M.G
-

El personal sanitario de hospitales y centros de salud se suma a la convocatoria del Foro de la Profesión Médica de España para guardar dos minutos de silencio por los médicos fallecidos.El Colegio Oficial de Médicos de Toledo apoya la concentración

Silencios que valen por dos para los héroes - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Los balcones y ventanas se desbordan todos los días a las ocho de la tarde por los sanitarios, pero el silencio también pedía paso como homenaje a los facultativos muertos en estos dos meses de pandemia. Hoy se ha cambiado la tarde por la mañana y los aplausos por unos emotivos minutos de mutismo a las puertas de los hospitales y de los centros de salud de Toledo en memoria ‘de los héroes’ fallecidos, los médicos que han perdido la vida atendiendo a pacientes contagiados o han padecido el virus en estos dos meses y no han podido superarlo.
En estos dos meses de estado de alarma las cifras se han convertido en protagonistas en demasiadas ocasiones para recordarnos, entre otras cosas, esos cerca de 50 facultativos fallecidos y más de 48.000 sanitarios infectados, es decir, una tasa que supera el 20% y se ha convertido en la más alta de Europa.
Por este motivo, los profesionales han vuelto a demostrar su unidad y solidaridad y han salido a las puertas de los hospitales y de los centros de salud para resaltar la  profesionalidad de todos aquellos que se pusieron en primera línea para luchar contra el virus, en la mayoría de las ocasiones con materiales precarios con el único objetivo de curar y de salvar vidas.
Silencios que valen por dos para los héroesSilencios que valen por dos para los héroes - Foto: Yolanda LanchaLa convocatoria, impulsada por el Foro de la Profesión Médica de España, a iniciativa de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm), ha contado también con el apoyo del Colegio Oficial de Médicos de Toledo, que se ha sumado a un acto simbólico cargado de sentimiento y de solidaridad para dar las gracias con aplausos mudos a todos aquellos facultativos «que han puesto la salud y seguridad de los pacientes por encima de la  propia, sacrificando sus relaciones familiares e incluso su propia vida».
Con seguridad. El personal sanitario que guardó dos minutos de silencio ayer a mediodía cumplió a rajatabla el protocolo, salió con mascarillas y guardó la distancia de dos metros para evitar posibles contagios. Un ejemplo que ilustra la concienciación, la sensibilidad y, sobre todo, la responsabilidad de unos profesionales que están dándolo todo en esta crisis sanitaria y únicamente piden a cambio medios y que la ciudadanía continúe tomándose en serio las medidas para controlar una pandemia que sigue amenazando en la mayor parte de los países en los que se ha desarrollado el virus.
Por ellos, un silencio largo, aplausos al caer el día, mensajes  de ánimo y agradecimiento infinito a todas horas.