Santander prevé niveles precrisis en el PIB a final de 2021

Javier D Bazaga
-

La Tribuna y la entidad financiera organizaron este Foro de Mercados en el que se ofrecieron las claves para poder afrontar la recuperación tras la crisis de la covid-19

Santander prevé niveles precrisis en el PIB a final de 2021

El Banco Santander estima que la economía española volverá a los niveles pre covid-19 a partir de finales del próximo 2021, aunque el ritmo de recuperación dependerá de la evolución de la crisis sanitaria y de las medidas que puedan adoptar las autoridades para el estímulo de los distintos sectores productivos.
Así se puso de manifiesto durante la celebración del Foro de Mercados Santander organizado por La Tribuna y patrocinado por la entidad que preside Ana Botín. A él asistieron de manera virtual más de 350 personas entre profesionales, empresarios e inversores, que tuvieron la ocasión de escuchar los análisis de los cuatro expertos del banco sobre proyección y perspectivas de futuro para las empresas de la región.
Es mucha la incertidumbre que aún planea sobre las sociedades de la comunidad en un entorno de crisis donde la volatilidad sigue siendo la que preside cualquier proyección de futuro. Baste de ejemplo que durante la crisis de 2008 las bolsas cayeron un 60 por ciento en dos años, y esta vez la bolsa ha caído un 40 por ciento en apenas un mes, lo que hace que sea una crisis económica «sin precedentes», como señaló Laura Velasco, del equipo de Análisis Macroeconómico de la entidad.
Sin embargo, la experta puso en valor la rapidez con la que las autoridades han reaccionado para poner freno a la crisis con medidas de un «alcance no visto antes». Unas «medidas puente» de inyección de recursos a familias y empresas ante la falta de actividad y empleo, pero a las que consideró necesario acompañar con medidas de estímulo para que la recuperación económica sea sostenible en el tiempo. Y en esto «los bancos van a jugar un papel fundamental como correas de transmisión de las políticas económicas que se vayan decidiendo».
Las cifras apuntan a que el segundo trimestre del año será «muy negativo», con caídas en torno al 15 o 20 por ciento, aunque también con un fuerte rebote en el tercer trimestre que abra la puerta a una recuperación sostenida que pueda llevar a que se alcancen los niveles pre-crisis a partir de finales de 2021, y puntualizando que la velocidad de recuperación de los distintos sectores puede ser distinta.
Algo muy significativo en el caso de Castilla-La Mancha donde, en las circunstancias actuales, el peso del sector agroalimentario puede ayudar a contener la contracción de la economía regional y dar tiempo a que otros sectores como el de servicios se recuperen. Tanto es así que el CEO del banco en España, Rami Aboukhair, agradeció a los productores de la región haber conseguido pasar el confinamiento en familia de una forma «más llevadera» gracias a sus productos, entre los que citó el queso, el vino y el aceite, con especial mención a la Almazara de Alcaraz por el reconocimiento conseguido recientemente en Nueva York.
segunda ola. Para Gerardo Puerta, director de Análisis de Asset Allocation, la incertidumbre de la que están pendientes los mercados en este momento es la de si habrá una segunda oleada de la pandemia. Eso podría acarrear nuevos confinamientos y una vuelta al miedo que se instaló en los mercados entre marzo y abril. Pero Puerta aportó otra visión más positiva que es la de una mayor consciencia de la enfermedad por parte de la población, con unos hábitos de higiene que evitarán una propagación masiva, así como la experiencia adquirida entre los profesionales sanitarios. Pero si algo puede neutralizar el temor en los mercados es la aparición de la vacuna. En ese caso «hablaremos de normalidad normal, y no de nueva normalidad». Desde la entidad financiera abogan por que, si hay una segunda oleada, el confinamiento no será tan drástico y «el impacto en la economía será menor».
En este sentido, valoró la combinación de las políticas monetarias «tempranas y fuertes» y fiscales «muy bien dirigidas», que hacen que las perspectivas de salida de la crisis «sean buenas», por lo que todo hace indicar que la recuperación podría registrar la misma curva acusada que han registrado las caídas. «Esta es una recesión a cámara rápida», resumió Puerta.
Para llevar estas previsiones a la práctica, Enrique Tiestos, responsable de C&CB Sales, expuso la variedad de productos y posibilidades que ofrece el Banco Santander a sus clientes de Castilla La Mancha para ayudarles en la gestión de riesgos, ya sean empresas o particulares, o para ayudarles en la gestión de la liquidez, ya sean con perfil ahorrador o inversor. Y es que los clientes les han demandado en las últimas semanas soluciones para gestionar sus tres principales riesgos de tipos de interés, liquidez y tipo de cambio. En definitiva, clientes que buscan «convertir la incertidumbre en certidumbre».
El último turno de intervención en este foro virtual fue el de los retos en la ordenación del patrimonio desde el punto de vista fiscal, a cargo de Diego Velasco, director de Planificación Patrimonial de Banca Privada. Velasco arrojó luz sobre las especificidades tributarias de la región y cómo afrontar la planificación de un patrimonio, ya sea financiero, inmobiliario o empresarial. El experto compartió distintas reflexiones y ejemplos acerca de las alternativas existentes para la ordenación de un patrimonio buscando siempre su alineación con los objetivos personales de cada inversor, empresario o familia. En este sentido, abogó por una «vuelta a los básicos», por aquellas medidas sencillas y flexibles en el tiempo que potencialmente puedan verse menos afectadas por futuros cambios en la normativa tributaria.
Consejos para un empresariado que se ha visto obligado en esta crisis a reformular sus planteamientos, y consejos con los que poder reorientar el rumbo de sus sociedades hacia un futuro un poco más cierto, y más optimista si cabe, en el que «los bancos jugamos un papel fundamental» como parte de la solución a este problema, incidió el CEO del banco en España, sobre todo en cuanto a facilitar crédito y liquidez a las empresas ya que, como recordó, desde la declaración del estado de alarma el banco ha puesto a disposición de empresas, pymes y autónomos financiación por valor de 45.000 millones de euros.