Page se guarda en el cajón las 'Leyes Podemos'

C.S.R.
-

El Ejecutivo regional acaba de sacar su previsión legislativa para lo que queda de 2019, donde no están ni la Ley de Participación Ciudadana ni la de Garantías, ambas promovidas por Podemos

Podemos entró en 2017 en el Gobierno regional con el objetivo de sacar adelante tres leyes: una nueva ley de vivienda, de la que nunca se supo más, y las ya citadas leyes de Garantías y Participación. - Foto: Víctor Ballesteros

Se acaba de cumplir una semana de la celebración de las elecciones autonómicas y el presidente electo, Emiliano García-Page, ya está tomando decisiones. La primera de ellas, guardarse en el cajón los proyectos de ley de Garantías y de Participación Ciudadana, que ya tenían el visto bueno tanto del Consejo de Gobierno como del Consultivo y estaban por tanto listos para entrar en las nuevas Cortes regionales.
¿Qué tienen estos proyectos de especial? Pues que ambos han sido elaborados por Podemos, aún en funciones dentro del Ejecutivo regional, pero que en un semana tendrán que decir adiós a sus despachos tras su debacle electoral, donde han perdido los dos diputados autonómicos logrados en 2015. 
Dos proyectos de ley que siempre han contado con las reticencias de la mayoría socialista del Consejo de Gobierno, especialmente las ideas ‘moradas’ de crear una renta básica regional y de desarrollar un sistema de presupuestos participativos en la Junta.
Sin olvidar que, tras la dimisión en bloque de la cúpula de Podemos en la región, encabezada por el todavía vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, no quedaría nadie con peso institucional dentro del partido para reclamar la entrada en las Cortes de estas leyes.
Por ello, apenas cuatro días después de obtener la mayoría absoluta en las urnas, el Ejecutivo regional ha elaborado su plan normativo para este año, que tenía pendiente de publicar y al que ha tenido acceso La Tribuna. En él han desaparecido estas dos leyes, conocidas como las ‘Leyes Podemos’, que pasan a un limbo que, visto la actual situación de la formación de Pablo Iglesias, tendrán muy difícil de abandonar.
En cambio, si están en este plan otros proyectos en las mismas circunstancias que estas ‘leyes Podemos’, como el del Tercer Sector o el de la Infancia y Familia. Ambos también lograron la luz verde del Consejo de Gobierno in extremis, apenas una semanas antes de las elecciones del día 26, quedando listos para entrar en las Cortes a partir del 19 de junio, fecha prevista para la constitución oficial del nuevo parlamento autonómico.
También se han quedado fuera de esta planificación cuestiones pendientes desde prácticamente el inicio de la legislatura como las anunciada leyes de Bienestar Animal y la de Economía Circular. Este último caso es reseñable, ya que este proyecto pasó el visto bueno del Consejo de Gobierno a finales de febrero y, desde entonces, nada se ha vuelto saber de él. Un anteproyecto de ley que, entre otras cosas, prevé la implantación de un tributo al depósito de residuos en los vertederos, con el objetivo de fomentar el reciclaje.
En cuanto al citado anteproyecto de ley de Bienestar Animal, cabe recordar que uno de sus puntos más polémicos residía en la prohibición de los circos con animales en todo el territorio regional. En este caso, si bien esta ley no fue promovida por el equipo de Podemos, sí contaba con el respaldo de la formación morada para su impulso en las Cortes. 

 

Tres meses de impás en la actividad parlamentaria
Las Cortes se constituirán el 19 de junio. El decreto del presidente de la Junta por el que se convocan elecciones -de 1 de abril- recoge que las Cortes celebrarán su sesión constitutiva el día 19 de junio a las 11 horas. 
15 días más para nombrar presidente. Respecto a la investidura, el artículo 171 del Reglamento de las Cortes establece que el presidente de las Cortes, previa consulta a los portavoces designados por los grupos  parlamentarios, propondrá un candidato a la Presidencia de la Junta. La propuesta deberá formularse, como máximo, en el término de 15 días desde la constitución de las Cortes o de la dimisión del presidente. El presidente del Parlamento autonómico establecerá la fecha de la convocatoria del Pleno para la elección del presidente de la Junta.
Todo debe concluir antes de septiembre. Por otra parte, la votación se recoge en artículo 14.5 del Estatuto de Autonomía: Si las Cortes, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgasen su confianza al candidato, el rey le nombrará presidente de la Junta. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación 48 horas después de la anterior y la confianza se entenderá otorgada si obtuviese la mayoría simple. En el supuesto de no alcanzarse esta mayoría, se tramitarán sin debate sucesivas propuestas y si en ninguna de ellas se llegara, en el plazo de dos meses, a alcanzar la mayoría simple, quedará automáticamente designado el candidato del partido que tenga mayor número de escaños.