scorecardresearch

Un templo nuevo con forma de cruz

Lola Morán Fdez.
-

El proyecto diseñado por el arquitecto talaverano Marcos Arnanz dota a la iglesia parroquial de San Juan de Ávila de una imagen muy diferente a la conocida por su anterior forma redonda

Un templo nuevo con forma de cruz

El nuevo templo parroquial de San Juan de Ávila será muy diferente al que se conocía hasta ese fatídico 10 de octubre de 2016. Lo más llamativo será el cambio de formato del inmueble, que dejará de contar con su particular forma redonda, para pasar a ser un edificio funcional dividido en tres zonas repartidas en una única planta de 1.700 metros cuadrados con forma de cruz, con fachada de ladrillo toledano con estética del románico y mudéjar. 

Este proyecto contempla la construcción de una iglesia «funcional, versátil y que se puedan optimizar todos sus espacios al máximo y de forma simultánea», además de mejorar la eficiencia energética, tal y como explicó en 2019 el arquitecto encargado de este trabajo, Marcos Arnanz.

El futuro edificio estará dividido en tres zonas. La primera de ellas corresponde al templo, con capacidad para 400 personas sentadas y cuya entrada principal estará en la plaza de la Hispanidad. Como ya avanzó este diario, contará con planta en forma de cruz para aprovechar mejor el espacio y mejorar la acústica. La futura iglesia será la primera de la diócesis de Toledo en contar con un columbario para las cenizas de los difuntos, que se ubicará en la cripta que habrá bajo el presbiterio, según ha precisado el arquitecto, y que será accesible desde el exterior. El templo contará además con un retablo que pertenecía a la iglesia de Santa Catalina de Talavera.

Una segunda zona es la zona de despachos parroquiales y una capilla de uso diario que permanecerá abierta para los fieles con acceso por la calle Mariano Ortega. En cuanto a la tercera zona, en ella se ubicarán nueve aulas y otro salón mayor con un tabique móvil para ampliar su capacidad destinado a actos con mayor afluencia de público. 

Estas tres zonas estarán articuladas mediante un patio a modo de claustro, que estará dedicado a la Virgen María. Contará además con zonas ajardinadas.