Se complica el rescate del barco naufragado en el Danubio

EFE
-

Los equipos de salvamento siguen sin poder acceder al buque-hotel, en el que perdieron la vida, al menos, siete personas, por las fuerte corrientes y la crecida del río

Se complica el rescate del barco naufragado en el Danubio - Foto: Zoltan Mathe

Debido a las condiciones extremas en el Danubio, las fuerzas de rescate de Hungría, Corea del Sur y de Austria siguieron este sábado sin poder acceder al barco turístico naufragado hace tres días cuando murieron al menos siete personas y otras 21 están desaparecidas desde entonces.
El barco "Sirena", con 33 turistas surcoreanos y dos tripulantes húngaros a bordo, colisionó en la noche del miércoles con un buque-hotel de gran tamaño, se hundió en pocos segundos y apenas siete turistas pudieron ser rescatados con vida.
Desde entonces las autoridades locales, apoyadas por expertos surcoreanos y austríacos, intentan llegar al barco que se encuentra a cuatro metros de profundidad Danubio, bajo un puente muy cerca del centro de Budapest.
Sin embargo, las fuertes corrientes y la crecida del río hacen imposible que los equipos de rescate accedan por ahora a la nave. El canal público M1 informó hoy de que durante la jornada los buzos no intentarán a descender. 
Habrá que esperar que el nivel del agua comience a bajar, algo que según las actuales previsiones meteorológicas e hidrológicas no sucederá en los próximos cuatro o cinco días.
Péter Adamkó, un experimentado buceador de rescate, dijo a la televisión privada ATV que "es muy probable que en el fondo (en el barco hundido) haya cadáveres". "No necesitamos más cadáveres", agregó en referencia a los peligros que correrían ahora los propios buzos.
De todas formas, una enorme grúa espera en las cercanías del lugar donde se hundió el banco, que será el instrumento clave para subir los restos de la nave cuando las condiciones lo hagan posible.
El jueves, la ministra de Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-hwa, expresó en Budapest su esperanza "de que (se encuentren) todos los afectados, ya muertos o vivos, hasta la última persona".
Varias banderas negras fueron colocadas hoy en el puente Margarita, justo donde sucedió el accidente, mientras que los budapestinos y turistas comenzaron a colocar flores, velas y otras ofrendas tanto en el puente, como en las orillas del Danubio