Cada vez más Héroes Anónimos

J. Monroy
-

Más de dos mil personas pertenece al grupo de facebook que organiza la impresión y reparto de unas trescientas pantallas de protección al día, mascarillas y guantes

Lo que surgió como una iniciativa espontánea de un grupo de voluntarios toledanos, que comenzaron a fabricar pantallas protectoras con impresoras 3D, está movilizando al Consorcio Provincial de Bomberos, Caritas y hasta a la Universidad de Castilla-La Mancha. El grupo de ‘Héroes Anónimos’, como se llama por las redes sociales, imprime nada menos que trescientas pantallas al día y ya ha repartido más de cinco mil por Toledo, su provincia e incluso la Comunidad de Madrid y Andalucía, amén de guantes y mascarillas. Incluso, ha comenzado el reparto de alimentos a través de Caritas.
Todo comenzó, explica el administrador del grupo de facebook, cuando se inició el confinamiento. Conoció por las redes que un amigo, con una impresora de 3D que estaba haciendo pantallas protectoras. En realidad, pertenecía a un pequeño grupo que lo estaba haciendo desde casa, pero que se estaba encontrando con problemas para lograr material para las pantallas.
Él comenzó a ayudarlos. Hizo pedidos PLA para la impresión, el PVC de la pantalla y la goma trasera de sujeción, y comenzó a distribuir entre sus grupos de contactos (el equipo de rugby, entre otros) estas necesidades. A partir de ahí, fueron muchos los que comenzaron no solo a donar material, sino también a interesarse por la iniciativa. Hubo incluso quienes quisieron aumentar la colaboración. Unidas más personas al área de organización, se creó el grupo de facebook Héroes Anónimos, que ya cuenta con más de dos mil colaboradores, y se multiplicaron las iniciativas. Caritas Toledo abrió un número de cuenta para las donaciones, con las que no solo se está comprando material, sino también más máquinas impresoras. Y también la Universidad de Castilla-La Mancha puso a disposición las suyas.
Cada vez más Héroes AnónimosCada vez más Héroes AnónimosSi en un momento la iniciativa comenzó con quince impresoras, hoy ya están trabajando unas cincuenta. Ya son más de trescientas pantallas protectoras las que imprimen al día, además de guantes y mascarillas. El grupo incluso reparte comida junto a Caritas. Las pantallas  tienen como función la protección de personal que está en primera línea de lucha contra el virus, como el personal sanitario y no sanitario, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, residencias de ancianos, farmacias, repartidores, y para el personal de tiendas de alimentación y de grandes superficies que distribuyen alimentos, entre otros. Llegan a casi todos los hospitales de Toledo, residencias e incluso a Talavera, Ciudad Real, la Comunidad de Madrid (hospitales Puerta de Hierro, La Princesa y de Majadahonda) o Andalucía, «no miramos quiénes son, ni de dónde son, solo si las necesitan y se las podemos hacer llegar».
El reparto. Luego está la parte logística. De la distribución de gran pare de estas mascarillas se encargan los bomberos del Consorcio Provincial, pertenecientes a la Diputación de Toledo. Pero también colaboran Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil.
Todo está muy organizado, explica el administrador. Quienes necesitan el material se ponen en contacto con él, que toma nota del centro y las necesidades. Esto se lo pasa al grupo de bomberos, que almacena el material y lo entrega. Todo está contabilizado y apuntado. Solo las mascarillas que salen de Toledo se reparten por paquetería.


Más fotos:

Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos
Cada vez más Héroes Anónimos