El Constitucional deniega suspender la sentencia de nulidad del POM

F. J. R.
-

El equipo de Gobierno local reafirma su compromiso electoral de elaborar un nuevo Plan de Ordenación Municipal tras conocerse ayer el auto que deja a la ciudad sin él. El recurso de amparo es ahora la única opción legal

El auto de ayer versa sobre una pieza separada de suspensión de la ejecución de la sentencia de anulación tras admitirse a trámite el recurso de amparo solicitado en su día por la anulación del POM. - Foto: EFE

El Tribunal Constitucional (TC) emitió ayer un auto por el que deniega la petición de suspender la sentencia de nulidad del Plan de Ordenación Municipal (POM) de Toledo. Dicho auto forma parte de una pieza separada ordenada por el propio TC a raíz de que, el pasado 25 de mayo, la Sala Primera del Tribunal Constitucional acordara admitir a trámite el recurso de amparo promovido por el Ayuntamiento de Toledo contra la anulación del POM.
Conocido el auto del Tribunal Constitucional que deniega la petición de suspender la sentencia de nulidad POM, el equipo de Gobierno local adelanta que va a «intensificar los trabajos para que la ciudad cuente con un plan de desarrollo moderno y adaptado a las condiciones socioeconómicas de la ciudad, un marco legal propicio para la creación de empleo, la generación de riqueza y el desarrollo de los servicios acorde con las actuales circunstancias».
De esta forma, y con la premisa de defensa del principio de legalidad, desde el Ayuntamiento afirman, a través de una nota de prensa remitida a los medios, que mantendrán el recurso de amparo que se tramita en el TC y que debe dirimir el problema de fondo, que es, ni más ni menos que la prevalencia de la legislación estatal o autonómica en la tramitación del POM, aspecto este que no entra a evaluar el auto conocido ayer.
Además, esta decisión judicial no cierra la posibilidad proceder a las suspensión de la sentencia de anulación, por lo que, para el equipo de Gobierno local «mientras siga vivo el recurso de amparo, se podrán acreditar los perjuicios que supone la no suspensión de la sentencia que anula el POM».
El actual Gobierno bipartito PSOE-Ganemos recuerda que el Plan de Ordenación Municipal fue elaborado por el Ayuntamiento cuando era alcalde José Manuel Molina y que el auto que ahora se publica se dirige contra la orden de la Junta de Comunidades que lo aprueba en 2007
Desde el Ayuntamiento señalan que «van a seguir trabajando para superar todas las dificultades y que este proceso no sea un obstáculo para alcanzar sus objetivos en la mejora de la  calidad de vida de los vecinos de Toledo, y para que estos dispongan de todas las oportunidades, recursos, servicios e infraestructuras que sean necesarias para tal fin».
De esta forma, se reafirman en  su compromiso electoral de elaborar el nuevo POM «que Toledo necesita para su crecimiento en los próximos 15 años». «Las infraestructuras y los desarrollos necesarios que sitúen a la capital regional como referente empresarial, industrial y de servicio, la generación de riqueza y la creación de empleo», señalan desde el Ayuntamiento.