La Junta invertirá 70 millones de euros en el nuevo Plan de vivienda regional

S. GALA
-

La consejera de Fomento presentó el jueves en el Consejo de Gobierno el decreto para iniciar los trámites de un plan que pretende impulsar aún más el alquiler y la rehabilitación

La Junta invertirá 70 millones de euros en el nuevo Plan de vivienda regional - Foto: Juan Echague/JCCM

Impulsar el alquiler y la rehabilitación de viviendas. Este es uno de los objetivos principales que se ha propuesto la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el nuevo Plan de vivienda regional que la consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, presentó el pasado jueves al Consejo de Gobierno, que le dio luz verde para iniciar los trámites del proyecto de decreto de fomento del alquiler de viviendas, de la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas de Castilla-La Mancha para el período 2014-2016.
García de la Calzada destacó que este nuevo plan recoge las líneas estratégicas que contribuirán a «consolidar el cambio de modelo de la política de vivienda», que se asienta en tres pilares básicos como son el fomento del alquiler como forma más efectiva de garantizar el acceso a la vivienda especialmente a los ciudadanos con menos recursos económico, la rehabilitación, y devolver a la vivienda protegida de promoción pública su «verdadera vocación social».
La consejera indicó que en lo que va de legislatura los resultados de este nuevo modelo han sido muy positivos, ya que durante el pasado año 2013 se convocaron ayudas al alquiler por un importe de 3 millones de euros de las que se están beneficiando 1.800 familias. Asimismo, en materia de rehabilitación se han invertido 13 millones de euros durante el ejercicio 2013 y anteriores. Y en el objetivo de profundizar en la vocación social de la vivienda protegida, también se ha producido un avance importante, dijo la consejera, de manera que las viviendas que estaban vacías dependientes de la empresa Gicaman se han reducido prácticamente en un 50% a través de la figura fundamentalmente del alquiler, y el resto del patrimonio que queda pasará de estar calificado en venta a estar calificado en alquiler.
El nuevo Plan de vivienda regional contará con una inversión total estimada de más de 70 millones de euros y estará cofinanciado entre el Estado y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. De este modo, paralelamente a la tramitación de la aprobación de este Decreto, el Ministerio de Fomento tendrá que culminar también la tramitación para firmar el convenio de colaboración entre las dos administraciones. A este respecto, la consejera avanzó que la aportación de la Administración regional para este nuevo Plan de vivienda regional será prácticamente del 50%.

el cambio llega tarde. Por otro lado, la titular de Fomento consideró que el cambio de modelo emprendido en la política de vivienda desde que el PP llegó el Gobierno apostando por el alquiler y la rehabilitación ha llegado tarde, porque «tenía que haberse hecho mucho antes». Así, recordó que el anterior Plan 2009-2012, formulado y gestionado por anteriores gobiernos socialistas, se llevó a cabo en plena crisis económica pero basaba todo el esfuerzo presupuestario a la promoción de vivienda nueva para venta, dando ayudas bien a los promotores bien a los clientes o bien a ambos.
García de la Calzada señaló que el anterior plan no obtuvo los resultados buscados porque ni facilitó el acceso de los ciudadanos a la vivienda ni levantó el sector de la construcción, y de hecho en el año 2012 en Castilla-La Mancha había más de 48.700 viviendas nuevas sin vender y se incrementó un 10,17% el desempleo en el sector de la construcción.
Además, la consejera apuntó que el Gobierno actual ha tenido que hacer frente en esta legislatura a más de 71,5 millones de euros correspondientes a ayudas que habían sido concedidas por los gobiernos socialistas y en la mayoría de los casos no tenían ni consignación presupuestaria. Por contra, quiso dejar claro que en el marco de este nuevo plan de vivienda «las ayudas que se reconozcan a los ciudadanos se van a pagar», por lo que transmitió un mensaje de seguridad.