La Caja de resistencia del Internacional

J. Monroy
-

Ante la falta de ayuda bancaria, el proyecto ha acudido al crowdfounding, donde ya suma 11.550 euros. La idea es que no solo sirvan para la supervivencia de la libro taberna y sus trabajadores, sino para sumar nuevos proyectos sociales

La Caja de resistencia del Internacional - Foto: Yolanda Redondo

Son malos tiempos para proyectos empresariales de todo tipo, más aún para los comprometidos socialmente, que se pueden quedar sin el aval de los bancos. Es lo que le ha pasado a la Libro Taberna El Internacional y El Andarríos Librería tras su cierre. Afortunadamente, su debilidad se ha convertido también en su punto fuerte. Porque durante las últimas semanas el proyecto ha puesto en marcha un crowdfounding, en forma de ‘caja de resistencia’, que ha recaudado ya 11.550 euros. El objetivo no es solo la supervivencia del proyecto y de las familias que de él vivían, sino también aprovechar para hacer un efecto multiplicador y aunar actividades sociales en la ciudad.
Ante este éxito de la recaudación Juan, promotor de la iniciativa, muestra su grata sorpresa, «en lo emocional, por lo que significa el apoyo de la gente, no solo compartiendo la campaña, sino aportando». Su agradecimiento es para todos, unos y otros, porque entiende que no todo el mundo puede hoy poner dinero y «porque no dejamos de ser el producto de muchas colectividades y muchas personas que pasan por el local». De no ser por este apoyo, el proyecto que con tanto esfuerzo surgió en noviembre de 2012 se habría ido al traste durante el confinamiento.
El Internacional es un espacio común abierto a variadas propuestas sociales, un contenedor de ideas que surgen y se extienden por Toledo y otros sitios. Gracias al apoyo de todos se fue convirtiendo en el agente catalizador de nuevas propuestas en la ciudad. Allí han nacido y se han presentado proyectos sociales y culturales que van desde el apoyo a la soberanía alimentaria, o a los derechos del colectivo LGTBI, hasta el desarrollo de un proyecto de radio con personas diagnosticadas con trastorno mental; o la constante provisión de sitio y voz a los movimientos feministas de la región, las plataformas por la paz y contra la guerra, los movimientos ecologistas, o de ayuda y reconocimiento a refugiados e inmigrantes, etc. Además, en El Internacional también desarrolla proyectos sociales infantiles.
La Caja de resistencia del InternacionalLa Caja de resistencia del InternacionalHa apoyado la presentación y difusión de decenas de libros, documentales independientes, proyectos musicales, obras pictóricas de artistas reconocidos y emergentes. Potencia todo lo relacionado con la cultura libre a través de talleres de software libre, hardware libre y licencias creative commons. Cuenta además con una cineteca donde se visualizan películas, cortos y documentales.
En 2018 abrió en el local El Andarríos Librería, un espacio donde encontrar libros nuevos, de pequeñas editoriales artesanas e independientes, y libros de ocasión, donde encontrar verdaderas sorpresas a precios asequibles para todos. Además de brindar variedad de títulos, temáticas y autores, dispone del lugar para presentaciones de libros, fanzines, recitales poéticos; dicta de forma frecuente talleres de encuadernación y organiz y participa de diferentes ferias para unir la labor editorial de distintas partes del mundo.
«No dejamos de ser una taberna y una librería de segunda mano, que no cumplen los parámetros más economicistas», explica Juan. De forma que, dados los problemas de financiación que pusieron los bancos, desde la iniciativa optaron por el crowdfounding. Porque durante estos meses, ha de seguir pagando alquiler y suministros, así como los seguros y algo de dinero para el equipo de que forma El Internacional.
Pero hay más. La idea, apunta el promotor, es que todo ese dinero tenga un efecto multiplicador en actividades para la ciudad. Quieren ponerse a trabajar con distintos colectivos, para intentar poner en marcha alternativas dentro de la economía social de Toledo. También tratarán de apoyar otros movimientos en situación precaria.
Apertura complicada. Cuando las autoridades lo permitan, El Internacional reabrirá en principio sus puertas no como taberna, sino como espacio de uso para movimientos sociales, economía social o venta de productos ecológico, siempre con todas las medidas de seguridad. Juan comprende que distintos actores económicos traten de abrir lo antes posible, pero las circunstancias son complicadas, y en las reuniones que ha tenido el equipo, han estado estudiando la apertura en las mejores circunstancias sin crear problemas a usuarios y vecinos.
La hostelería se complica más por la seguridad, amigos usuarios y los vecinos mayores, que seguro que no están tranquilos con mesas en la calle.