scorecardresearch

Lorenzo Silva presenta 'Castellano' en la comunera Villaseca

La Tribuna
-

El escritor abordó los entresijos de su última obra acompañado de Ramón Sánchez González, profesor de la UCLM y antiguo director de la Rabacht. El público abarrotó el salón de actos municipal de la localidad sagreña

Lorenzo Silva presenta 'Castellano' en la comunera Villaseca

El Salón de Actos Municipal fue escenario de la presentación de la novela Castellano del escritor Lorenzo Silva, ganador de los premios Planeta y Nadal, en la actualidad uno de los referentes de la literatura contemporánea dentro de las actividades programadas que desde el Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra quiere conmemorar el quinto centenario de la presencia de los Comuneros en Villaseca de la Sagra, episodio desarrollado durante la Guerra de las Comunidades de Castilla (1520-1522), donde se recordará el papel que desempeñó la localidad toledana, un escenario de primer orden, en el levantamiento armado.

En la charla presentación estuvo acompañado por el que fuera director de la Real Academia de Bellas Artes de Toledo y de la Escuela de Magisterio de Toledo, Ramón Sánchez González, doctor en Historia Moderna por la Universidad Complentese de Madrid, catedrático de Historia Moderna de la UCLM y gran conocedor de la historia de los Comuneros de Castilla, quien junto al escritor Lorenzo Silva han ido desgranando la historia que se refleja en el libro Castellano charlando extensamente acerca del episodio histórico de los Comuneros y su relación con la localidad de Villaseca de la Sagra.

«Junto al propio Padilla la otra gran protagonista fue, sin duda, María Pacheco». Silva señala que junto al propio Padilla, la otra gran protagonista «fue, sin duda, María Pacheco, que no era una noble manipuladora ni resentida, sino una mujer que sigue a su marido, el mismo Juan de Padilla, hasta el final, incluso cuando ya no hay vuelta atrás y que gobierna con bastante personalidad la ciudad de Toledo en el siglo XVI». El autor de Castellano explicó cómo Pacheco «después de la derrota de Villalar comprende que la revolución está perdida pero ve también la dureza con la que se está reprimiendo al vencido y trata de negociar una rendición que no sea tan humillante».

Tras finalizar el turno de palabra de los asistentes a la interesante charla presentación del libro, el alcalde de la localidad, Jesús Hijosa, entregó al escritor Lorenzo Silva y al profesor Ramón Sánchez sendas placas conmemorativas con el escudo del municipio que refleja los hechos acontecidos tras el paso de los comuneros por la localidad.

El creador de Castellano firmó ejemplares a los clubes de lectura y público asistente que estuvieron presentes en la charla presentación del ensayo y que abarrotaron el salón de actos municipal de Villaseca de la Sagra.

Un cuadro descubierto en Florencia muestra la Villaseca del siglo XVII. A continuación se ha descubierto un cuadro donado por la Biblioteca Laurentian Medicean, de Florencia, al Ayuntamiento de Villaseca, En el que se muestra la localidad tal y como era en el año 1668. La obra, dentro del volumen Cosme de Médicis en su viaje por Portugal y España 1668-1669, se encuentra en la localidad sagreña gracias a la gestión del concejal delegado de Cultura, Educación y Deportes, Fernando Sánchez.

El paso de los comuneros por Villaseca. Hace 500 años se puso fin a la Guerra de las Comunidades de Castilla, que enfrentó al rey Carlos I de España con los comuneros. El descontento hacia un rey extranjero provocó la rebelión de ciudades como Toledo, Segovia, Salamanca o Ávila, con Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado como cabecillas.

El obispo Acuña incendió Villaseca y atacó el cerro del Águila con el fin de apresar a Juan de Silva y Ribera, partidario del monarca Carlos I y huido de Toledo a esta villa. Este hecho quedó grabado para el recuerdo en el escudo de la localidad.

Terminada la revuelta, con los líderes comuneros ajusticiados y con el triunfo del joven rey, Juan de Silva y Ribera fue recompensado por su fidelidad a la causa real dictaminando que Villaseca fuese reconstruida y el palacio, sede del actual edificio consistorial, se levantara de nuevo con los materiales de la casa toledana demolida del líder comunero Juan de Padilla.

Como colofón, en años posteriores le fue otorgado a Juan de Silva y Ribera el título de Marqués de Montemayor.