El servicio funerario nota el pico pero no está saturado

C. M.
-

José María San Román confirmó que ha aumentado «el numero de fallecimientos en la provincia, y no todos son por coronavirus», pero que se está dando el servicio con normalidad

El servicio funerario nota el pico pero no está saturado - Foto: Yolanda Lancha

Los servicios funerarios de Toledo están manteniendo esta prestación «con un ritmo más elevado de trabajo» pero sin la saturación registrada en otras provincias de la región. De hecho, el responsable de la funeraria de Toledo asegura que aunque «estamos viendo un pico de mortandad, han aumentando los fallecimientos», lo cierto es que están tratando de ofrecer el servicio dentro de la normalidad que permite esta situación de alerta.

Por ello, agradeció a sus empleados el trabajo realizado y la coordinación» establecida en una atención que, como tal, requiere de «las medidas de protección y prevención» indicada para el personal sanitario. Eso consciente de que «tenemos el material que tenemos» y que hay que «usarlo con responsabilidad». En este sentido, afirmó que todas las empresas funerarias de la provincia están trabajando en red para «ayudarnos en la medida de nuestras posibilidades».

Sobre el incremento de fallecidos, San Román señaló que «no todos son coronavirus», pero que indudablemente esta afección ha empeorado la salud de muchas personas mayores. En este punto, y para consolar a las familias que estos días no puedan acompañar a sus seres queridos, reiteró que el servicio se está prestando «con toda la dignidad» y que están ayudando a quienes tienen que pasar el duelo en estas condiciones. Personas, aseguró, que están asumiendo «bastante bien estos procesos» establecidos para evitar contagios.

Medidas, por cierto, a las que se ha sumado la orden que permite los enterramientos o cremaciones sin necesidad de esperar a que se cumpla el plazo legal de 24 horas desde el fallecimiento, con independencia de que la causa de la muerte sea o no el coronavirus.

En cuanto a las previsiones a afrontar, este empresario toledano mira la situación que están viviendo los servicios funerarios de Madrid y Ciudad Real y espera que «si pasamos esta semana quizá la próxima podamos ver un poco más de luz». No en vano, se empeña José María San Román en destacar los pasos positivos -y solidarios- que se están ando ante una situación que nadie podía imaginar. Por ello, destaca la labor realizada por todos los profesionales del ámbito sanitario y por los trabajadores que continúan prestando la mejor de sus disposiciones para «colaborar y ganar, entre todos, esta batalla».

Sobre los desplazamientos en ambulancia -Finisterre- que está prestando en colaboración con el Sescam, apuntó que «el incremento es constante» y que, a pesar de ello, «estamos tratando de agilizarlos». No olvidó mencionar la importancia de «conseguir el material de protección necesario» para un personal que asiste a los enfermos y que, por ello, «necesita equipos que garanticen su protección».

En este punto, aseguró que parte de su labor es la de contactar con los proveedores nacionales e internacionales para «conseguir este material» ya que, ante todo, «tengo que proteger a mis empleados» y, con ello, «a las personas que trasladamos y atendemos».

De hecho, ya cuenta con cuatro máquinas de ozono para desinfectar los vehículos, y gracias a ellas «sólo ayer limpiaron con todas las garantías 140 coches en Toledo».