Fepemta muestra su "rechazo absoluto" a eliminar las rebajas

L.T.
-

Consideran que las rebajas son un método absolutamente legal y legítimo de los autónomos y empresarios que ayudan a eliminar los stocks almacenados durante la crisis, y piden la desescalada por áreas sanitarias y no por provincias.

Fepemta muestra su "rechazo absoluto" a eliminar las rebajas

Así, en nota de prensa, recuerdan que la Constitución española reconoce la libertad  de  empresa  en  el  marco  de  la  economía  de  mercado y los  poderes  públicos garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la economía general y, en su caso, de la planificación. «Nadie en su sano juicio puede intervenir en la reducción de precios que un comerciante quiera ofrecer a sus clientes si no es en países con economías planificadas como Venezuela o Corea del Norte».
Desde la patronal talaverana creen que es importante que Talavera  y su comarca vayan recobrando su  actividad siempre de acuerdo con las normas de prevención y protección de los trabajadores y los clientes. «No podemos permanecer ni un minuto más en fase 0 y exigimos que si la provincia de Toledo no cumple con los requisitos del Ministerio se solicite el paso a la siguiente fase del área sanitaria de Talavera. De otra manera se está castigando a nuestra tierra ocasionando el cierre de comercios y empresas, así como empujando al paro a miles de trabajadores», dicen.
Fepemta explica que los créditos ICO no se están aprobando y más de un 75% están siendo rechazados, muchos de nuestros trabajadores que aún están en ERTE no están cobrando. En lugar de medidas de apoyo a la productividad se toman medidas de promoción del subsidio y recuerda que «sin empresas y autónomos no se pueden pagar las prestaciones sociales si no es con más deuda que nos terminará ahogando a todos.
Por último, indican que «es necesario recuperar los derechos civiles y sociales de todas  las personas, con la debida precaución y prevención ante la enfermedad» y añaden que «las libertades públicas están menoscabadas sin ninguna necesidad cuando la absoluta totalidad de los países de la OCDE no han necesitado tocarlas en este periodo de tiempo.
La patronal considera que «el trabajo nos hace dignos y las empresas y el comercio manteniendo el empleo son el motor que mueve un país mientras que los  subsidios deben ser un instrumento para situaciones muy determinadas y en ningún caso perpetuas». De ser así, creen que se puede crear un ambiente «enrarecido» entre los trabajadores y empresarios a los que «se les amenaza con subirles los impuestos creando una fractura social, aunque tal vez, sea eso lo que se pretende por parte de algunos dirigentes políticos», finalizan.