La venta ambulante se manifiesta tras 6 semanas sin trabajar

Leticia G. Colao
-

'Orgullo Ambulante' convoca hoy al sector de Talavera, comarca y una parte de Extremadura para reclamar la vuelta de los mercadillos como un escenario «completamente seguro»

La venta ambulante se manifiesta tras 6 semanas sin trabajar - Foto: Yolanda Lancha

Los vendedores ambulantes de Talavera y comarca, y algunos otros de provincias extremeñas, se concentran y manifiestan hoy en la ciudad para denunciar una «situación extremadamente delicada» ya que acumulan seis semanas sin poder vender en Talavera y entre cuatro y cinco en ninguno de los 78 municipios que conforman su área sanitaria.
No es tanto lo que piden, dicen, «simplemente que nos dejen trabajar», y más porque su labor se  desarrolla al aire libre, con todas las medidas de seguridad y en lugares donde no se ha dado ningún foco de contagio para que se tomen estas medidas de «prohibición total», indica a La Tribuna Nicolás Cortina, portavoz de la asociación Orgullo Ambulante, promotor de la protesta.
Así, apenas dos días después de la protesta del sector hostelero, los vendedores ambulantes, un colectivo amplio en la zona «del que viven centenares de familias», se concentran desde las 10 de la mañana en el ferial talaverano, en el lugar donde hoy, como cada miércoles, deberían poner sus puestos. Desde allí, a partir de las 11,30 horas, partirán por la calle Alcalde Pablo Tello, Salvador Allende y Extremadura, además de las calles Prado, San Francisco, plaza del Reloj, Corredera del Cristo y Palenque, y la plaza Padre Juan de Mariana para finalizar en la Plaza del Pan, según informa la Oficina de Atención al Ciudadano de la Policía Local. Por esto, añaden, habrá afecciones en esta zona de la ciudad, así como modificaciones de tráfico en algunas calles.


Explicaciones. Ya en la plaza del Pan, pedirán explicaciones «al Ayuntamiento y especialmente a la Junta», indica Cortina, ante unas medida que no logran entender. Entre sus preguntas, por qué se puede abrir un centro comercial o un local comercial menor, cerrado y en ocasiones con grandes aglomeraciones de personas, y no pueden hacerlo los puestos de mercadillos y mercados al aire libre, a la vez que insisten en que su actividad «es completamente segura». Por todo ello, consideran una «discriminación total» la prohibición de este tipo de mercados. Del mismo modo, recuerdan que el poco tiempo que han podido trabajar este verano, lo han hecho igualmente con restricciones en el número de puestos, asistiendo unos una semana y otros la siguiente, por lo que también han visto limitada su labor.
La concentración y manifestación de Talavera supondrá la segunda gran protesta de la venta ambulante en la provincia, que ya el día 1 de octubre se concentró en Toledo reclamando lo mismo, pero sin soluciones aún. La de hoy tendrá un carácter más local, indica el portavoz de Orgullo Ambulante, aunque también se darán cita vendedores no solo de la comarca, sino también de la provincia de Ciudad Real o de Cáceres y Badajoz, con quienes comparten muchos municipios de venta.