Se retoman las obras del edificio del antiguo cine del Prado

Lola Morán Fdez.
-

Se paralizaron en 2002 porque no cumplía la normativa urbanística vigente y ahora, tras un cambio de titularidad, se retomarán 17 años después con una modificación del proyecto autorizada en 2012

Se retoman las obras del edificio del antiguo cine del Prado

Una nueva empresa constructora retomará las obras del edificio situado en el solar donde se ubicaban los antiguos Cines del Prado, en calle Prado con Antonio Torres. Así lo ha dado a conocer la portavoz del equipo de Gobierno en funciones, María Rodríguez, quien ha informado de la aprobación ayer por parte de la Junta de Gobierno Local del cambio de titularidad para la construcción de un edificio de viviendas en la calle Prado, 2-4 con calle Antonio Torres.
Rodríguez ha pecisado que estas obras permanecen paradas desde el año 2002, cuando se paralizó la obra por no cumplir la normativa urbanística del momento. En concreto, ha recordado que la licencia de obras original se concedió el 23 de enero de 2001 con un proyecto básico, y posteriormente, el 6 de marzo de 2001, con un proyecto de ejecución que daba ya luz verde al inicio de las obras.
Sin embargo, el 23 de julio de 2002 la Junta de Gobierno Local denegó la legalización de una serie de obras que ocupaban «el cien por cien del patio cuando la normativa no lo permitía». La portavoz ha precisado que se denegó «porque habían edificado más superficie de la que legalmente se podía conforme a las normas del año 2001».
Sobre esta cuestión, ha indicado que «ocupaban el cien por cien del patio, de los locales comerciales en planta baja de la parcela». Fue, como ha explicado la portavoz, una modificación que se llevó a cabo «durante la obra, sin estar amparada por el proyecto original para el que se obtuvo licencia». Si bien en ese momento la empresa intentó legalizar las obras, no se autorizó «porque no cumplían la ordenanza, y por tanto se denegó la legalización en el año 2002».
A partir de ahí se inició un proceso judicial que paralizó y ralentizó las obras. En 2012 se llevó a cabo un modificado de proyecto con el nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM) ya ajustándose a la normativa existente, con el que de las 70 viviendas previstas en un inicio se pasa a un total de 66,  junto a garajes y trasteros. Esta modificación se une a otra serie de cambios en el proyecto, que cuenta con licencia desde entonces, si bien «por motivos de la crisis» que afectó de manera especial a la construcción, no se ha decidido retomar hasta ahora.
Así, con este cambio de titularidad una nueva empresa se hará cargo de las obras. El proyecto de 2012 será al que se ajuste la nueva empresa para retomar la construcción de este edificio.
La portavoz ha manifestado que la construcción estará en estos momentos al 30% de su ejecución, ya que se encuentra completa «prácticamente a nivel de estructura».