scorecardresearch

Anvac pide vacunas para todos y ayudas directas a las pymes

LT
-

Las víctimas del coronavirus responsabilizan al Gobierno de las crisis sanitaria, social y económica por la mala gestión realizada en cada uno de estos ámbitos

Anvac pide vacunas para todos y ayudas directas a las pymes - Foto: Yolanda Lancha

La Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por el Coronavirus  (ANVAC) leyó ayer en Zocodover un manifiesto en honor a las víctimas del covid donde aparte de hacer un repaso a una gestión que consideran nefasta y causante de las crisis sanitaria, social y económica que se viene artrastrando desde hace un año, reclaman al Gobierno de España «que esta vez sí sea eficiente y logre vacunar a toda la población que lo solicite de manera inmediata, reclamamos al Gobierno ayudas directas para los autónomos, los hosteleros, los pequeños comerciantes y todos los sectores de la sociedad que se hayan visto afectados por las decisiones del Gobierno».

En definitiva alzan la voz «a favor de los trabajadores españoles para que no paguen siempre los mismos. Exigimos al Gobierno medidas urgentes para frenar la pandemia, para compensar la ruina económica de los afectados económicos y para la reactivación de la economía».

El  manifiesto, leído por Nelore Jiménez, tiene como horizonte lograr que se declare el 8 de marzo como el Día Nacional de las Víctimas del Coronavirus y comienza recordando que «cuando 2019 estaba a punto de terminar, al otro lado del mundo aparecía un virus, un coronavirus que se convirtió en el protagonista más letal con el que varias generaciones de ciudadanos hemos coincidido».

Sin embargo opinan que «la incidencia de este virus está siendo desigual en los distintos países y esto se debe a la gestión de la pandemia que los Gobiernos están realizando y que con las medidas que adoptan consigue, o no, frenar la propagación a la vez que trata de no deteriorar la economía. En España el resultado de la ecuación no puede ser peor. Nuestro país no solo está a la cabeza de fallecimientos por cien mil habitantes sino que  la incidencia en la economía reflejada en una bajada del PIB prácticamente sin parangón en el mundo ha sido catastrófica para algunos sectores y ha llevado a la ruina a cientos de miles de pequeñas empresas, autónomos y trabajadores».

Lamentan que «aquel fatídico 8 de marzo de 2020 el Gobierno no solo no impidió sino que animó a que miles de personas se manifestasen en las calles y contribuyó con su decisión a la propagación fulminante del virus con los dramáticos resultados conocidos. El Gobierno tomó una decisión sectaria y partidista que antepuso a la vida de sus compatriotas y después inició una escalada de medidas incoherentes que no consiguieron frenar al virus y que arruinaron a millones de españoles. Los familiares de las víctimas decimos no a los actos multitudinarios que  siguen produciendo contagios y una espiral de muerte y desolación», señalan.
=