«Los rivales son agresivos por el estilo que tenemos»

J. M. Loeches
-

El extremo del CD Toledo, ÁlexJiménez, reconoce que son cosas del fútbol, pero admite que salió de Guadalajara «más cansado de las entradas que de los minutos acumulados»

«Los rivales son agresivos por el estilo que tenemos» - Foto: Yolanda Lancha

Álex Jiménez fue uno de los jugadores del CD Toledo más castigados por las entradas de los contrarios en el Pedro Escartín de Guadalajara. Para el gaditano, el punto es «muy bueno» porque se consiguió «ante un rival directo», pero está claro que para que sea todavía mejor «tenemos que ganar el domingo al Almansa». Por lo pronto, el extremo es de los que se sube al carro de que «del Salto del Caballo no se tiene que escapar ningún punto» y está de acuerdo con su técnico, Manu Calleja, con que los rivales se están cebando con los verdes a la hora de defenderles.
De hecho, el ‘7’ confiesa que el pasado lunes le comentaba a los compañeros que «estaba más cansado de los golpes que me llevé que de los minutos acumulados». Es verdad que para él «son cosas del fútbol», pero también que «los rivales se están aprovechando de que somos jugadores con calidad, con desborde y que nos asociamos bien entre nosotros y son agresivos». De ahí la lista larga de lesionados, en la que, salvo Traoré, «todos son por golpes, así que eso quiere decir algo», apunta.
Por lo demás, Álex Jiménez también piensa que el cambio de sistema obligado por la ausencia de ‘nueves’ les está costando un punto. Cree que les ayuda a «tener más posesión», aunque reconoce que les está faltando «maldad arriba». Si es verdad que defiende el estilo del CD Toledo, que no es otro que el de atacar, ya que «el perfil de los futbolistas que tenemos es de ataque, incluso de mediocentros juegan mediapuntas, así que no sabemos hacer otra cosa».
Además, está convencido de que la puntería va a aparecer tarde o temprano, pues no achaca la momentánea sequía anotadora a la ausencia, entre otros, de Rubén Moreno. «Al final, el gol no es sólo de los delanteros y tenemos que aparecer los de segunda línea para marcar porque también es nuestra responsabilidad», asegura. De esta manera, es partidario de seguir trabajando porque esta mala racha de lesiones se está salvando con puntos y «así tiene que seguir siendo».
En lo personal, el de Sanlúcar de Barrameda no se arrepiente ni un ápice de haberse comprometido con el CD Toledo. «Vine con muchas ganas, sabiendo el objetivo que había, y por plantilla y entidad estamos obligados a estar arriba y a pelear por estar en Segunda B porque es lo que se merece este club», concluye.