La Policía Local de Illescas contará con pistolas eléctricas

Redacción
-
La Policía Local de Illescas contará con pistolas eléctricas - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento ha decidido dotar a los agentes de esta nueva herramienta con la que garantizar la seguridad, en situaciones de riesgo, tanto de los policías locales como del presunto delincuente

El 14 de septiembre de 2018, un policía local de Illescas se vio obligado a disparar con su arma reglamentaria en defensa propia a un joven que resultó herido en la pierna cuando, tras intentar proceder a su identificación, el sospechoso de robo amenazó al agente de policía con «un objeto contundente».
«Este agente, en el ejercicio de su trabajo, se hubiera ahorrado el disparo con un dispositivo Taser», expone el portavoz del equipo deGobierno de Illescas, Francisco Rodríguez, que celebra la reciente aprobación en pleno del manual de procedimiento de este dispositivo. Y es que, con estos nuevos dispositivos electrónicos -pistolas eléctricas-, añade Rodríguez, también se hubiera evitado herir al presunto delinecuente y el procedimiento judicial al que se tuvo que someter el agente del que, «por supuesto» ha salido «indemne».
El pleno de finales de marzo daba el visto bueno al ‘protocolo de control y utilización de los dispositivos electrónicos de control (TASER) a utiliar por la Policía Local de Illescas’, una nueva herramienta para los agentes de este cuerpo de seguridad con el que facilitar la intervención en casos de más riesgo.
Destaca el portavoz del equipo de Gobierno illescano que estas pistolas eléctricas pueden realizar una descarga a una distancia no muy larga garantizando la inmovilización del presunto delincuente  y de este modo permitir la detención con garantías de seguridad.
«Es un paso muy importante para el cuerpo de Policía Local de Illescas», resalta Francisco Rodríguez, «porque los agentes, aunque por suerte no muy frecuentemente, tienen que enfrentarse a situaciones de riesgo y con este dispositivo se va a evitar que tengan que hacer uso de su arma reglamentaria para una defensa propia o reducir a un sujeto, ya que permite poder reducir a un sujeto de manera rápida y segura tanto para el agente como para el presunto delincuente».
En próximas fechas los agentes locales de Illescas ya realizarán sus servicios con una pistola eléctrica, afirma Rodríguez, puesto que el  subinspector jefe ya se ha formado como instructor en el manejo de este arma y es el que está impartiendo la formación al resto de los agentes de la plantilla de la Policía Local de Illescas. «Va a ser un proceso más ágil y dentro de la propia casa porque antes ya se ha formado a un instructor», celebra el portavoz municipal, en un curso de isntrucción al que también acudieron dos agentes más del cuerpo que también están en condiciones de poder ser instructores.
Afirma FranciscoRodríguez que la plantilla de la Policía Local de Illescas está «satisfecha»porque se les va a dotar de «una herramienta más de trabajo para mejorar las condiciones del día a día y se les dota de mayor seguridad para ellos personalmente también».
Illescas es la primera localidad de la provincia de Toledo que pondrá a disposición de sus agentes de Policía estos dispositivos electrónicos que poco a poco se van implantando en el territorio español aunque con la paradoja de que ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil pueden utilizarlas por estar restringido su uso al militar y policial.
 Este mecanismo, cuyo uso está restringido al militar y policial, dispara una descarga eléctrica para anular momentáneamente a la persona. Sin embargo, su uso es muy restrictivo ya que solo se puede ejecutar en casos determinados y por personal determinado. Estas pistolas pueden provocar  descargas eléctricas de 50.000 voltios.