Arévalo prioriza el Tajo y tren de cercanías para la Sagra

I.G.Villota
-

La número 1 de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados por la provincia de Toledo lamentó que el PP y el PSOE "lleven 40 años turnándose en el Gobierno de España dejando que el Tajo se muera"

Arévalo prioriza el Tajo, el tren de cercanías para la Sagra - Foto: Yolanda Redondo

Teresa Arévalo, la número 1 de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados por la provincia de Toledo, fue la cuarta en tomar la palabra en el acto y la primera que lanzó un mensaje de carácter local. Priorizó el río Tajo, el tren de cercanías para la comarca de la Sara y el tren digno para la zona de Talavera de la Reina por una cuestión de «dignidad». Lamentó que el PP y el PSOE "lleven 40 años turnándose en el Gobierno de España dejando que el Tajo se muera, vaciando nuestros pueblos» y permitiendo que un vecino tarde «ahora» más en llegar a Madrid que hace décadas, censuró.
Arévalo se mostró convenida de que es posible el cambio y que la «España que ya está en marcha va a seguir ensanchándose». «Una España fraterna, diversa y feminista», dijo.
María Díaz. La secretaria de organización de Podemos en Castilla-La Mancha, María Díaz, destacó que esta es la única región donde la formación morada ha gobernado demostrando que «se pueden cambiar las cosas». Sacó pecho por el trabajo realizado en el Ejecutivo autonómico, además de mostrarse convencida de que «Castilla-La Mancha va a empujar para que Unidas Podemos pueda gobernar en este país».
Díaz recordó que en la región «Fuisteis vosotros quienes echasteis al PP. Si Cospedal no está en el gobierno, no fue gracias a Emiliano García-Page sino a los votantes e Podemos», enfatizó, añadiendo que han sido los dos diputados de Podemos quienes «han tirado» del PSOE para desarrollar políticas «avanzadas» como la que representa, por ejemplo, la ley contra la violencia machista, el plan contra la pobreza energética o la ley de transparencia.
«Ni un paso atrás», cerró su discurso, haciendo suyo el lema feminista, insistiendo en que Castilla-La Macha va a ejercer de contención para que las tres derechas «no crucen Despeñaperros».