Garzón alerta contra las derechas y pide blindar lo público

Á. de la Paz
-
Garzón alerta contra las derechas y pide blindar lo público - Foto: Yolanda Redondo

El coordinador federal de IU exige una política expansiva en los ámbitos educativo, sanitario, de los cuidados y de las pensiones para revertir los recortes ejecutados durante los gobiernos de PSOE y PP

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, celebró en Toledo el primer acto de campaña electoral de la confluencia de izquierdas. Toledo, circunscripción en la que Unidas Podemos defiende el escaño obtenido en las generales de junio de 2016, fue la plaza escogida por esta formación en su cuenta atrás hacia el 28A. 
Las propuestas para blindar los servicios sociales centraron el discurso de Garzón. El representante del bloque de izquierdas reclamó «educación, sanidad y pensiones de calidad» y reiteró la llamada de Irene Montero en favor de la mejora del sector público. «Democracia es que las familias puedan vivir con dignidad», aseguró el malagueño.
Garzón aludió a los recortes en estos ámbitos registrados durante los años posteriores a la crisis económica. «Los recortes llegaban al mismo tiempo que se rescataban bancos, autopistas quebradas y grandes empresas». Según el análisis del portavoz adjunto del partido en el Congreso, aquellas medidas, tomadas por socialistas y populares, «no fueron decisiones irreversibles, sino políticas: ellos decidieron que aquellas eran las prioridades».
El líder de IU proclamó a la candidatura de Unidas Podemos como «la única alternativa para enfrentarse al poder económico». El proyecto de la confluencia para el desarrollo de la economía española incluye garantizar una recaudación pública suficiente que cristalice en una extensión generalizada del peso del sector público.
Sobre la educación, Garzón planteó la extensión de su gratuidad «desde los cero años hasta el inicio de la universidad». El ponente lamentó el modelo actual que «reproduce y agranda las diferencias de clase». Además, censuró el aumento en la factura de la luz, la carencia de unas pensiones con cuantías suficientes y la necesidad de implementar más cuidados. «Protegernos entre nosotros es el resumen de nuestro proyecto política».
Alejado de la narrativa contra el sistema establecido que marcó los comicios de 2015 y 2016, y más favorable a su reforma desde un hipotético Gobierno, el candidato de Unidas Podemos basó en este conjunto de demandas el relato de su formación para las dos próximas semanas. Los cuatro pilares del bienestar se adivinan como una de las principales ideas con que la formación concurre a los comicios del 28A. «Luchamos contra el empobrecimiento generalizado, contra las desigualdades».
Aunque celebró el éxito de la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de La Moncloa en la primavera de 2018, Garzón advirtió a sus correligionarios del peligro de concentrar el voto contra la derecha alrededor de Pedro Sánchez. «Al PSOE le tiemblan las piernas cada vez que se enfrenta al poder económico», clamó. Desde la izquierda se defendió la calidad de una batería de «propuestas que van a la raíz de los problemas de la gente».
Las tres derechas. La posible convergencia de los partidos de derecha en un pacto postelectoral que emule el ejemplo de Andalucía recibió el severo reproche del político de izquierdas. «Lo primero que han hecho es bajar los impuestos a los más ricos; después, un plan para privatizar la sanidad y subir, además, el precio de las escuelas infantiles», detalló.
Garzón mostró su «miedo ante la irrupción de la extrema derecha que quiere volver al medievo en las relaciones laborales y al franquismo en los derechos civiles».