El contrato de parques incluye ocho nuevas zonas verdes

I.G.Villota
-
El contrato de parques incluye ocho nuevas zonas verdes - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Ayuntamiento ha modificado el contrato en vigor con la UTE 'Parques de Toledo' para incorporar el arreglo de estos espacios con un coste de 48.000 euros de abril a septiembre

El contrato de parques y jardines de la ciudad de Toledo suma nuevos espacios. El Ayuntamiento de Toledo ha incluido el adecentamiento de ocho nuevas zonas verdes, algunas de ellas creadas en esta legislatura. Y ese mantenimiento hay que pagarlo, motivo por el que la Junta de Gobierno Local acordó el pasado 10 de abril un gasto de 48.250 euros en este concepto.
El Consistorio ha modificado el contrato en vigor con la UTE ‘Parques de Toledo’, suscrito en 2014 por cuatro años con la posibilidad de dos años más de prórroga, para incorporar el arreglo de estos espacios con un coste de 48.000 euros de abril a septiembre de este año.
Esto indica que el contrato se ha prorogado desde el pasado 1 de  abril y hasta el 29 de agosto, según consta en el acuerdo de la Junta de Gobierno Local.
Los espacios que se incorporan son el talud de la avenida de Irlanda, la zona de la gasolinera del paseo de la Rosa, en Santa Bárbara, donde se instaló el letrero ‘Toledo’, la zona de la calle Federico García Lorca, la ampliación del barrio de Santa Teresa, el área forestal de Valparaíso, la zona de la rotonda de ‘El Chuletero’, la zona de Azarquiel y la estación de autobuses y el área forestal de La Legua.
contrato ‘especial’. El contrato de limpieza, conservación y mantenimiento de parques, jardines y zonas verdes de la ciudad fue el primero en incluir las claúsulas sociales y medioambientales exigidas por Izquierda Unida (IU) al equipo de Gobierno municipal de Emiliano García-Page en las negociaciones de los prespuestos de 2013.
El pliego de condiciones del contrato de jardines contempló que se valorarán los criterios de sostenibilidad, protección medioambiental, ahorros energéticos y accesibilidad universal en la adjudicación. En lo que se refiere a los suministros precisos para la prestación del servicio, también puntuará el empleo de productos en los que existe la alternativa de comercio justo.
Es uno de los más importantes , porque estaban en juego 12,5 millones de euros en seis años (unos dos millones por ejercicio).
En julio de 2014 la Junta del Gobierno Local del Ayuntamiento de Toledo adjudicó el contrato por un importe de siete millones de euros y una duración de cuatro años.