Alojamientos, a días del cierre con un centenar de clientes

J.M.
-

La mayoría de los hoteles de la provincia están cerrados ya y otros mantienen a clientes habituales que se hospedan por trabajo. Llama la atención que había también un peregrino del Camino de Santiago

Alojamientos, a días del cierre con un centenar de clientes - Foto: Yolanda Lancha

El Ministerio de Sanidad ordenó el jueves el cierre temporal de los hoteles y alojamientos con el día 26 como fin del plazo a consecuencia de la expansión del coronavirus y las medidas ejecutadas por el Gobierno de España para el corte de la propagación. La mayoría están cerrados ya en la ciudad de Toledo, según apunta el secretario general de la Asociación de Hostelería de Toledo, Valentín Salamanca, quien hizo hace unos días una consulta entre los asociados para ver el estado. Sí apuntó la excepción de los alojamientos que hospedan entre semana a huéspedes habituales por motivos de trabajo.
Los hoteles de la ciudad de Toledo están habitualmente muy concurridos de viajes organizados de grupos nacionales o extranjeros, así como de viajes de familias o prajes para disfrutar de la ciudad Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, las restricciones a los desplazamientos de los ciudadanos había perturbado ya el funcionamiento de estos negocios antes de la orden del jueves del Gobierno de España.
No obstante, aún se mantenían esta semana huéspedes; se trataba de servicios muy extraordinarios a clientes sueltos en determinados hoteles. Así le confirmaron que había ocho en uno o cuatro en otro, pero la tendencia general a principios de esta semana era el cierre del servicio al público. En este sentido, las gerencias han optado por agotar las pocas reservas que quedaban para el hospedaje y quedaron canceladas el resto ante las decisiones adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez.
La Asociación de Hostelería de Toledo maneja también datos facilitados el pasado día 18 por la Dirección General de Turismo de la Junta de Comunidades que detalla la existencia de 24 hoteles abiertos con un total de 47 clientes y otros 64 huéspedes en hostales en toda la provincia.
Entre los huéspedes alojados esta misma semana en los hoteles y hostales de la provincia, llama la atención la existencia de un peregrino que está haciendo el Camino de Santiago. En este sentido, por la provincia pasa el Camino del Sureste y del Levante, y pese a las inclemencias de las órdenes adoptadas desde hace una semana, un caminante resistía todavía por estos itinerarios.
 El Gobierno acordó el pasado jueves el cierre de todos los hoteles y alojamientos turísticos similares en el plazo máximo de una semana, como complemento a las medidas puestas en marcha para tratar de contener la expansión del nuevo coronavirus. Al respecto, el Ministerio de Sanidad publicó esta norma en el Boletín Oficial del Estado (BOE) extraordinario en el marco de la declaración del estado de alarma por el impacto del COVID-19.
En la norma, que entró en vigor el mismo jueves, se establece esta medida preventiva para todos los hoteles y alojamientos similares, alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia, campings, aparcamientos de caravanas y otros establecimientos similares, ubicados en cualquier parte del territorio nacional. El Ejecutivo establece el cierre de todos estos tipos de establecimientos a partir del momento en el que cada uno de ellos «no disponga de clientes a los que deba atender y, en todo caso, en el plazo máximo de siete días naturales» desde la entrada en vigor de la norma, concretamente desde el día 19.