Tres incendios en el mismo punto tres días seguidos

redacción
-
Tres incendios en el mismo punto tres días seguidos

Protección Civil de Seseña y los bomberos de Illescas han tenido que actuar en un espacio conocido como el camino de la Arroyada por tres incendios registrados el martes, miércoles y jueves

redacción / toledo
Un paraje de monte bajo próximo al castillo de Puñoenrostro de Seseña y junto al que transcurre la carretera autonómica CM-4010 ha sido víctima en los últimos días de tres fuegos que han provocado las sospechas sobre su posible intencionalidad.
Los voluntarios de Protección Civil de Seseña, que por su proximidad les convierte en un cuerpo de más rápida intervención, han sido los que en primer lugar han acudido a realizar labores de extinción de estos fuegos -registrados el martes por la mañana y el miércoles y el jueves a primera hora de la tarde- en los que los bomberos del parque provincial de Illescas han actuado con el resultado de 5.000 metros cuadrados de cuneta quemada y 3.000 metros cuadrados de arboleda, según recogen sus partes de intervención.
Explica el coordinador de Protección Civil de Seseña, un cuerpo de volutarios integrado por una veintena de personas de las que 4 están formadas en labores de extinción de incendios, que la zona carece de un alto valor ecológico, se trata de un área de arboleda y matorral bajo, aunque sí tiene un importante punto de inflamabilidad por la gran cantidad de polen de los chopos.
El equipo de Protección Civil de Illescas, señala Raúl García, cuenta con los mismos medios de los que está dotada una bomba urbana ligera y recuerda que son ya más de diez años los que vienen colaborando en labores de extinción con los bomberos. También dispone el equipo humano que se ha preparado para intervenir en estas labores de colaboración con equipamientos F2 -los mismos que los agentes forestales-.
Los fuegos, que no han presentado riesgo para la población, sí han supuesto algún que otro inconveniente en el tráfico por la CM-4010 por la humareda que han generado, lo que ha obligado también a la intervención de la Policía Local que ha tenido incluso que detener la circulación en el tramo afectado hasta garantizar las condiciones de seguridad necesarias para poder circular.