Detonaciones para controlar a los jabalíes llegan a Seseña

La tribuna
-

Las fuertes detonaciones por un mecanismo de gas que busca controlar la población de jabalíes entre los términos de Ciempozuelos y Titulcia se oyen desde las viviendas de Vallegrande, Seseña Nuevo y El Quiñón

Detonaciones para controlar a los jabalíes llegan a Seseña

Las continuas propuestas que el Ayuntamiento de Seseña está lanzando en sus redes sociales tienen en, ocasiones, comentarios que carecen de relación  alguna con las mismas pero que, en cualquier caso, son tomadas en cuenta. Así ha ocurrido con algún comentario que fue recibido con motivo de las actividades del Día del Libro por parte de algún vecino del barrio de Vallegrande en el que se quejaba que difícilmente podían leer a gusto cuando desde hace días escuchan detonaciones «fortísimas día y noche».
Así las cosas, desde el Ayuntamiento de Seseña se pusieron a investigar sobre estas detonaciones. La Policía Local de Seseña ha sido la encargada de realizar este seguimiento de las detonaciones que, como se comprobó, se perciben en los núcleos de Vallegrande, Seseña Nuevo, y El Quiñón.
En una primera inspección se constató que la ubicación que las detonaciones provenían de fuera del límite territorial de Seseña y tras indagar más profundamente en la situación se pudo constatar que procedían de municipios vecinos de la provincia de Madrid, entre los términos municipales de Ciempozuelos y Titulcia fronterizos con Seseña. 
«Realizadas las gestiones pertinentes se ha confirmado que dichas detonaciones son originadas por un mecanismo a gas instalado por la Guardia Civil de Titulcia con el objetivo de controlar a la población de jabalíes que diezman la zona», señalan desde el Ayuntamiento de Seseña en las redes sociales y en respuesta a las quejas vecinales.