Rehabilitación de muralla del Salvador comenzará en 2 meses

Lola Morán Fdez.
-

Tras la adjudicación del contrato, el proyecto arqueológico deberá tramitarse ante la Dirección Provincial de Patrimonio para poder iniciar las excavaciones y después las obras

Rehabilitación de muralla del Salvador comenzará en 2 meses

La rehabilitación del tramo de muralla del Salvador se iniciará en un plazo de entre uno y dos meses, una vez se haya firmado el contrato con la adjudicataria y se haya tramitado el proyecto arqueológico con la Dirección Provincial de Patrimonio. Ha sido esta misma semana cuando la Junta de Gobierno Local ha adjudicado el contrato mixto de redacción del proyecto y ejecución de las obras de consolidación y restauración de la muralla islámica de Talavera y la recuperación de sus recorridos en el tramo ‘El Salvador’, en el marco del programa operativo Feder Castilla La Mancha 2014-2020.
La empresa seleccionada  ha sido Técnicas para la restauración y construcción, S.A., a la que se ha adjudicado este contrato por un presupuesto de 1.102.702,30 euros, IVA incluido.
Como explicó a este diario el concejal de Patrimonio y política medioambiental sostenible, Sergio de la Llave, se trata de una empresa solvente de Valladolid con una amplia experiencia en el sector. Según indicó, el arquitecto, Fernando Cobos, es uno de los más reputados en lo que respecta a rehabilitación de arquitectura defensiva, mientras que el arqueólogo que coordinará los trabajos es Manuel Retuerce, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y director del parque arqueológico de Alarcos (Ciudad Real).
A la hora de adjudicar este contrato, se han valorado los perfiles técnicos, la solvencia de la empresa y, en especial, la propuesta planteada en relación con la puesta en valor del entorno, en aspectos como accesibilidad, integración urbanística y los criterios de restauración. Sobre este último punto, el concejal precisó que «no pueden ser muy invasivos y, a la vez, valorar de qué manera se va a hacer visitable la muralla como tal».
Una vez que se produzca la firma de la adjudicación, que se hará en próximos días, los trabajos se dividirán en dos grandes fases. Una primera estará destinada a trabajo exclusivamente arqueológico, etapa en la que se procederá a la lectura de los paramentos, sondeos arqueológicos preliminares, calicatas para hacer muestras de revocos y otros. Una vez se disponga de los resultados, la intención es que esta primera fase se inicie en un plazo de entre uno y dos meses y sea ya alrededor del mes de junio cuando comience la segunda fase, destinada a la ejecución de las obras de rehabilitación de la muralla.
Antes de todo esto, será preciso realizar la propuesta arqueológica y tramitarla con la Dirección Provincial de Patrimonio para que, ya con su visto bueno, puedan iniciarse los trabajos.
Con esta actuación, se completaría la restauración del tramo de muralla del Salvador, si bien la intención es continuar con el tramo que resta por rehabilitar en la calle Charcón. Acerca de este proyecto, el concejal apuntó que se afronta un «proceso parecido» al anterior y está pendiente la licitación del proyecto de ejecución, ya redactado por los arquitectos Javier Camuesco y Javier Alguacil, así como resta aún la adjudicación de la Dirección de obra.
En el caso de la muralla del Charcón, el concejal precisó que se prevé que sea ya a lo largo del verano cuando se desarrolle «la etapa más intensa de la actuación».


Entretorres y Alcazaba. Otra de las zonas donde se va a actuar es en el entorno del yacimiento de Entretorres. En este espacio, se pretende que sea ya en este mes de marzo o en la primera quincena de abril cuando se licite la ejecución de la obra. 
«Estamos en marcha, va a ser un verano desde el punto de vista patrimonial bastante intenso», recalcó el concejal, quien manifestó que la intención es «buscar una imagen lo más homogénea posible» en todos estos proyectos de rehabilitación, si bien reconoció la dificultad que esto entraña «porque cada tramo tiene sus complicaciones, sus singularidades y tratamientos».
A pesar de ello, «la idea es que a lo largo de la legislatura ir cerrando, en la medida de lo posible, el perímetro del primer recinto» amurallado.
En este perímetro está la Alcazaba, a la que también se destinarán fondos para continuar los trabajos en este espacio. Con este fin se aprobó una moción en el Pleno del Ayuntamiento de Talavera y hace unas semanas la alcaldesa, en cumplimiento de esta moción, instó al presidente de la Diputación Provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez, a la firma de un convenio.
El compromiso, como recordó de la Llave, es que los 250.000 euros del convenio con Diputación de este año 2020 se dirijan a tres ejes: uno será Entretorres, otro la Alcazaba y el tercero la conocida como Casa de los Canónigos.
En relación a este último espacio, el edil explicó que si bien la rehabilitación de este inmueble es «un proyecto muy ambicioso», lo que se pretende con la actuación con cargo a este convenio «el objetivo principal, a priori, es frenar la ruina». Así, serán actuaciones destinadas a las cubiertas, fundamentalmente.
En cuanto a los otros dos ejes en los que se actuará con cargo a los fondos de este convenio con Diputación, el concejal precisó que en Entretorres se centrarán en continuar algunos trabajos arqueológicos «de forma más quirúrgica» e ir consolidándolos.
También en Entretorres se actuará en el perímetro exterior, pero ya con los fondos del anterior convenio con la Diputación de Toledo, que se ha prorrogado para poder contar con esta ayuda de la Institución provincial. En este caso, la actuación está orientada a la puesta en valor del exterior del yacimiento.
En cuanto a la Alcazaba, en estos momentos se están evaluando cuáles son los sectores prioritarios de actuación. Se trata, como recordó el concejal, de «un espacio muy amplio que ofrece muchísimos retos», con lo que es probable que la actuación se centre en «consolidar lo que ya hay, en cerrar el perímetro de la Alcazaba por medidas de seguridad, y en hacerla accesible». A partir de ahí, se continuarían las labores arqueológicas, según apuntó el concejal, quien recalcó que si bien la intención es que el recinto en el futuro sea visitable, es algo que no se hará «a corto plazo» porque «no reúne las condiciones de seguridad».