Valdepalacios lidera un proyecto en el Patio de Artesanos

Lola Morán Fdez.
-
Valdepalacios lidera un proyecto en el Patio de Artesanos

El gerente, Diego Resusta, está al frente de un grupo inversor al que se suma el talaverano Enrique Núñez y Augusto Trincado

La empresa que está al frente del hotel de lujo Valdepalacios y del restaurante Tierra, con una estrella Michelín, lidera un importante proyecto empresarial para el claustro de los Jerónimos, conocido como Patio de los Artesanos. La presentación del proyecto tuvo lugar ayer en el edificio que ocupaba la Obra Social y Cultural de la antigua Caja Castilla-La Mancha, también propiedad de la Fundación Aguirre Patronato Asilo de San Prudencio, en un acto que contó con una amplia representación del mundo empresarial talaverano.
La Fundación Aguirre ejerció de anfitriona en este acto, en el que el presidente del Patronato Asilo de San Prudencio explicó que con este proyecto se pretende seguir con la recuperación de su patrimonio. Como ya hiciera con la iglesia de Santa Catalina, ahora lo hará con este Claustro de los Jerónimos, «que era parte de ese monasterio».
Como recordó, la Fundación, sin ánimo de lucro, está destinada a la acogida así como a la ayuda y manutención de niños con necesidades o de familias desestructuradas que no pueden mantenerlos. Con ello, quiso recalcar que «todo lo que tiene la Fundación es de los niños» y de ahí que la misión del Patronato sea «lograr que todos estos bienes heredados puedan seguir adelante y puedan ser un bien para ellos, pero también para la ciudad de Talavera», dado su valor patrimonial.
De la rehabilitación de este espacio se hará cargo un grupo inversor, liderado por el gerente de Valdepalacios, Diego Resusta, quien explicó en la presentación que en este proyecto se han embarcado tres empresarios «muy vinculados a la región» que se han tomado «con muchas ganas» esta iniciativa.
La inversión superará el millón y medio de euros, que se dedicarán fundamentalmente a la rehabilitación del espacio conocido como Patio de los Artesanos situado en el Claustro de los Jerónimos del complejo de San Prudencio.
Este espacio está situado en pleno Casco histórico de la ciudad y en él se pretende implantar un ambicioso proyecto que consta de restaurante, espacio multifuncional donde tengan cabida eventos privados como bodas y comuniones, pero que permita también la celebración de actividades culturales, como conciertos, exposiciones y obras de teatro, «o lo que requiera la ciudad».
Al proyecto se suma un tercer pilar que sería la creación de una escuela de hostelería profesional «para dar cobijo a todos los talaveranos que estén interesados en el sector de la hostelería, tanto de la parte de restauración como de la parte de sala», según explicó Resusta. «Es importante formar a maitres y a camareros de forma profesional para que se puedan ganar la vida y que mejore un poco el estándar de la hostelería en esta ciudad, que no me parece malo ni mucho menos pero contribuiremos a mejorarlo», manifestó el gerente de Valdepalacios que enfatizó que este proyecto nacería con vocación regional. 
Esta firma se encargará de la restauración y de la gastronomía de todos los espacios que se abran en este edificio, así como de supervisar la escuela de hostelería. En este proyecto le acompañan el empresario talaverano Enrique Núñez y otro empresario español, Augusto Trincado.
Como avanzó Resusta, la intención es «tener todo listo para la primavera del año que viene». Este paso llegará tras cumplirse el contrato con el Ayuntamiento de Talavera para la utilización de este espacio como Patio de los Artesanos, que finalizará en mayo. Por ello, la intención es comenzar a trabajar sobre el proyecto en torno a junio, si bien el inicio de los trabajos de rehabilitación dependerá de las pertinentes licencias de obra y todos los trámites administrativos previos.
En lo que respecta a la rehabilitación, Fernando Arteaga, uno de los dos arquitectos al frente del proyecto junto a Inés Trincado, explicó la historia y evolución histórica de este espacio, que pasó a manos de la Fundación Aguirre en 1909. Según dijo, con esta rehabilitación se procederá a cubrir el patio con el objetivo de crear un nuevo espacio que albergará dos áreas diferenciadas, una de restauración permanente en la zona más cercana a la plaza del Arzobispo Pedro Tenorio, con una parte más informal y otra más formal; en la zona central del patio habrá una zona para celebración de eventos; y el resto de espacios necesarios se situarán alrededor.
Como apuntó por su parte el administrador de la Fundación Aguirre, Matías Martín, «el resultado es una zona muy diferenciada de restauración y otra de eventos» de la mano de este grupo inversor, con el que, además, «se pone en valor el edificio».