El CD Madridejos se va desquiciado

Área 11
-
El CD Madridejos se va desquiciado - Foto: Yolanda Redondo

A pesar del tanto de Momo a siete minutos del final, el Marchamalo dio la vuelta al marcador y el cuadro toledano protestó un penalti claro a Moha (2-1)

CD Marchamalo y CD Madridejos midieron sus fuerzas en un duelo siempre muy apretado en el que no hubo demasiadas ocasiones de gol claras y en el que cualquiera pudo marcar. Sin embargo el primer tanto de la tarde no llegaría justo en el tramo final de un partido que terminó alocado y no sin polémica.
Los visitantes se adelantaban en el marcador a falta de siete minutos para la conclusión y visto lo visto anteriormente casi todo el mundo pensó en que con ese gol bastaba para sentenciar el resultado, pero no así el once local, que con más corazón que cabeza no sólo consiguió igualar poco más tarde, además fue capaz de remontar en el último minuto del enfrentamiento. Por último, en un descuento pleno de tensión y bajo la inmensa alegría de la parroquia local en la grada de La Solana, el Madridejos reclamaría un más que posible penalti sobre Moha que el colegiado no señalaría.
Ambos onces saltaron a La Solana bastante tensionados y poco finos en la circulación de pelota, muy pendientes de no conceder atrás y tratando de hacer daño de forma demasiado directa y poco elaborada, por lo que en el primer tiempo la igualdad sería la dinámica y donde además no hubo apenas llegadas de verdadero peligro a las áreas, salvo en alguna acción aislada o en jugadas de estrategia que al final sólo aportaron emoción.
Tras el paso por los vestuarios el partido no varió demasiado y una vez más los balones divididos y la alternancia en el dominio resultaron una constante, aunque en la segunda quizás el Madridejos arriesgó más y tuvo alguna ocasión más relevante, pero en todo caso no tuvo puntería y el enfrentamiento discurrió por caminos trabados siempre con mucha pelea y poco control.
Pasó el tiempo y el resultado seguía sin moverse cuando a falta de siete minutos para la conclusión los pronósticos previos al encuentro parecían hacerse buenos y el Madridejos conseguía perforar la portería local después de que Ivanchu asista a Momo y éste bata al portero de forma certera.
El Marchamalo se fue arriba con todo y tres minutos más tarde empataba en una acción a pelota parada, con una falta lejana que bota Cheki y un Ballesteros que había malogrado antes un par de ocasiones bastante claras, esta vez no perdona y cabecea a la red para alegría de su sufrida afición.
Sin casi tiempo y con mucha tensión el Marchamalo no reculó y buscó el premio gordo arriesgando con todo. Lo conseguiría en el último minuto tras un centro desde la derecha al que Adolfo y Cabanillas entran con fuerza al unísono, pero es el primero de ellos el que se encarga de marcar y remontar el resultado para delirio de la afición. Por último en el tiempo de descuento, pues el minuto cuarenta y cinco se acababa de cumplir, toda la expedición del Madridejos al completo reclamó un más que posible penalti sobre Moha que el colegiado no estimó como tal y donde además mostró una amarilla al propio Moha.