La Junta reserva 12,3 millones a la ayuda a domicilio

LT
-
La Junta reserva 12,3 millones a la ayuda a domicilio - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

Gómez detallaba que con estos convenios con 193 ayuntamientos para 2019 se ofrecerán «un total de 1.303.233 horas de atención y de apoyo personal»

El Gobierno regional, a través de la Consejería de Bienestar Social, destina un total de 12.357.880 euros a los convenios para la prestación de Servicios de Ayuda a Domicilio que para este año se han sido suscritos con un total de 193 ayuntamientos de la provincia de Toledo.
El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, detallaba que con la firma de estos convenios «se ofrecerán a lo largo de todo el año en todos estos municipios toledanos un total de 1.303.233 horas de atención y de apoyo personal y doméstico, en sus propios hogares, tanto a las personas mayores como en situación de dependencia que son usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio».
Asimismo, añadía que este tipo de servicios «es fundamental en una población como la de nuestra región y provincia, con muchas personas mayores que en su mayoría residen en el medio rural y en pequeños municipios» y matizaba que, según se refleja en los datos de 2018 del Instituto Nacional de Estadística (INE), «el 17,8 por ciento de la población total de la provincia de Toledo tiene más de 65 años de edad pero, además, tenemos localidades donde más de un 30 por ciento de su población son personas mayores».
A través de los Servicios de Ayuda a Domicilio se presta en sus propios hogares un apoyo profesional a mayores y a personas en situación de dependencia, cuyas familias o a nivel individual tienen dificultades para desenvolverse con plena autonomía en sus domicilios y entorno social.
De esta forma, los equipos de Ayuda a Domicilio ofrecen una atención individualizada, tanto de apoyo personal y psicosocial, como en la realización de las tareas domésticas, para que estas personas mayores o en situación de dependencia puedan seguir permaneciendo, tal y como desean, en sus domicilios y cerca de su entorno social y familiar.
Igualmente, los Servicios de Ayuda a Domicilio cubren otras necesidades más comunitarias para evitar el aislamiento de las personas que atienden, acompañándolas en mantener contacto con su entorno social, así como a la hora de acudir a los distintos recursos sociales o sanitarios.