Fedeto ve «escasa» la rebaja fiscal para 2020

I.G.Villota
-

La Patronal toledana aún no tiene el texto íntegro de ordenanzas fiscales pero insistirá en sus alegaciones de los últimos años para reducir la carga impositiva. Inciden en la revisión de valores catastrales y en analizar cómo afecta el POM nulo

Los empresarios abogan por una bajada de impuestos en Toledo, ya que el IBI sigue aún alto y se mantiene la tasa de la basura. - Foto: Víctor Ballesteros

Los empresarios abogan por una bajada de impuestos municipales y en esa idea insistirán para 2020. La Federación Empresarial Toledana (Fedeto) ve «escasa» la propuesta planteada por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo para el próximo ejercicio en las ordenanzas fiscales, tasas y precios públicos, motivo por el que ya adelantan que sus reclamaciones, en forma de alegaciones al documento, irán «en la línea» de los últimos ejercicios con el objetivo de reducir la «carga» impositiva. Así lo expresa el secretario general de la entidad, Manuel Madruga, quien indica que el IBI o la tasa por el suministro de agua son dos de las grandes preocupaciones de la Patronal.
Fedeto aún no tiene el texto íntegro del proyecto de ordenanzas fiscales aprobado el 23 de septiembre por la Junta de Gobierno Local. Un documento que fue remitido a los partidos de la oposición para que formulen sus alegaciones y que después tendrá un periodo de exposición pública.
Madruga señala que esperarán a analizar el documento completo para armar unas alegaciones que  serán muy similares a las ya expuestas con anteriores, relativas a la rebaja del IBI con algún «coeficiente corrector», la revisión de valores catastrales o la reducción de la tasa de agua que pagan en el sector hostelero, que debería aparejarse al de industria, entre otras.
También se quejan de la «elevada» tasa de basura, aunque agradecen que se aplicasen exenciones gracias a las alegaciones de Fedeto.
Recuerdan, por ejemplo, que fue con Joaquín Sánchez Garrido en el Gobierno municipal cuando se pactó «un IBI alto que incluía la tasa de basura» quejándose de que ahora «el IBI sigue alto y hay tasa de basura».
Sobre la reducción de dos a cinco euros en el impuesto de vehículos, anunciada por el Ejecutivo de Milagros Tolón, el número 2 de la Patronal ve que «toda reducción nos parece bien», aunque en el cómputo general resulta «escasa».
La rebaja de 2 a 5 euros en el impuesto de vehículos es la principal medida recogida en el proyecto de ordenanzas fiscales, como indicaron la concejala de Hacienda, Mar Álvarez, y la portavoz municipal, Noelia de la Cruz, en la rueda de prensa donde presentaron el documento.
Indicaron también que el resto de impuestos se mantendrán como este ejercicio, así como las mismas bonificaciones aprobadas en la revisión de 2019.
Las tasas variarán acorde al IPC interanual, «para cubrir el coste del servicio», recalcó la concejala, salvo la ORA y el billete de autobús, que se congelarán.