Recuperan para el remonte el pilón de granito del Hostal del Cardenal

J. Guayerbas
-
Pilón de granito en su ubicación original, junto al Hostal del Cardenal. - Foto: Cedida Jorge Morín

El arqueólogo Jorge Morín dirige la limpieza y reconstrucción de las 20 piezas de piedra que forman el pilón apilado en la década de los 80 junto a las ruinas del convento de San Pablo

El patrimonio urbanístico de la ciudad está de enhorabuena. Los trabajos arqueológicos en la zona han recuperado un pilón de piedra de granito que en origen se ubicó junto al Hostal del Cardenal.

Jorge Morín, arqueólogo responsable de esta intervención contemplada en el proyecto inicial, explicaba ayer que tras varias semanas de documentación a través de fotografías y entrevistas a vecinos de la zona, pueden afirmar que el pilón que ahora podrá contemplarse junto a las ruinas del convento de San Pablo del Granadal es el mismo del que bebió el ganado que accedía a la ciudad por la Puerta de Alfonso VI y el Paseo Merchán.

En cuanto a las características técnicas, Morín señalaba que está formado por 16 piezas rectangulares de piedra labrada, así como 4 piezas curvas que forman las esquinas cerrando el conjunto, de grandes dimensiones, instalado en el acceso al remonte del Miradero.

La Escuela Taller desmontó el pilón en los años 80 trasladando las piezas a las ruinas del convento de San Pablo, donde se apilaron y han permanecido hasta ahora. Morín apuntaba ayer que el trabajo de reconstrucción ha consistido en la limpieza del granito, pues un par de piezas tenían una capa gruesa de pintura, y en el montaje y solado del depósito para el que existen dos proyectos.

Uno de ellos, y el menos probable, es recuperar su uso original como recipiente de agua, el otro, llevar a cabo una intervención artística que sirva de homenaje a los arrabales toledanos como Antequeruela y Las Covachuelas. Como avanzaba el arqueólogo responsable de la intervención, se baraja la posibilidad de dejar el pilón colmatado con una alegoría en seco a base de ladrillos y restos de la excavación realizada en la zona.

Un hito en el paisaje. «Es una pieza muy buena, de mucha calidad que dignifica la consolidación de las ruinas del convento de San Pablo», subrayaba Morín convencido de la importancia de este pilón que aparece en fotografías de época en la plaza del Hostal del Cardenal, tal y como aparece en la imagen que acompaña a esta información facilitada por el propio arqueólogo.

El pilón, añadía, supone un hito en el paisaje toledano que recuerda la actividad ganadera de la ciudad, ya que en este recipiente se disponía el agua para saciar la sed de las bestias. La pieza se ha ubicado en lo que fue el frontal del convento de San Pablo del Granadal, en un nivel inferior que permitirá a los visitantes contemplar el arranque de las bóvedas de esta construcción conventual del siglo XIII.

Los usuarios del nuevo remonte que se inaugurará el próximo mes de septiembre según las últimas previsiones podrán contemplar en la zona de acceso varias intervenciones arqueológicas de interés, como la recuperación, en parte, de las ruinas del convento de San Pablo del Granadal, la rehabilitación del torreón de Gerardo Lobo reubicado en su espacio original, y el montaje del pilón de granito que los avatares urbanísticos obligaron a trasladar, olvidado, y ahora recuperado.

Pilón de granito en su ubicación actual. Yolanda Lancha
Pilón de granito en su ubicación actual. - Foto: Yolanda Lancha