Participación y vecinos estudiarán la reforma del reglamento

J. Monroy
-

Están a la espera de que las distintas asociaciones elijan sus representantes para una comisión de trabajo, aunque ya ha adelantado que algunas de sus peticiones son inviables actualmente

La concejal de Participación del Ayuntamiento de Toledo, Helena Galán, estudiará con los representantes de la Federación de Asociaciones de Vecinos El Ciudadano las propuestas elaboradas por esta para mejorar el reglamento de Participación. Está prevista, han confirmado la propia Galán y la presidente vecinal, Eva Perea, que se forme una comisión para negociar los cambios. En estos momentos, la Federación está a la espera de que las distintas asociaciones respondan con cuáles van a ser sus representantes (sólo hay dos que lo han hecho).
Tras la puesta en marcha del nuevo reglamento, varias asociaciones han expresado su malestar con la gestión de la Participación Ciudadana en el seno de los consejos de participación y a través de la plataforma Toledoparticipa. Ante ello, formaron un equipo de trabajo que elaboró sendos documentos, que remitieron este verano a la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, y a la propia Galán. Esta última ha confirmado, no obstante, que recibió el escrito a principios de julio, y que convocó de inmediato una reunión con la Federación para septiembre, para explicar las cuestiones que podía asumir el Ayuntamiento y cuáles no. Fue allí donde informó de que había un informe técnico sobre sus peticiones, y se quedó en que habría negociaciones en el seno de una comisión.
Entre otras cuestiones, el documento del movimiento asociativo advierte de que el Ayuntamiento no está dando competencias, ni presupuestos, a los distritos, y le pide más consejos al año, que sólo se vote si los resultados son vinculantes y que los presidentes de cada distrito bajen dos veces a la semana al mismo, para dar respuestas reales a los vecinos. Ya en esos momentos, Galán apuntó que hay cuestiones muy complicadas de poner en marcha, como la de que concejales y técnicos bajen dos veces por semana, por falta de medios, ni las votaciones vinculantes. También se defendió ante las críticas a Toledoparticipa, plataforma en la que las asociaciones ven un método del Gobierno para justificar sus acciones. La concejal no está dispuesta a retirarlo, dado que se trata de un método para dar voz a todo el mundo, que está siendo efectivo.
Respuesta. Antes del inicio de las negociaciones, y una vez adelantado por La Tribuna las peticiones vecinales, Galán ha querido expresar «la importancia y efectividad del nuevo modelo de Participación Ciudadana, que ha impulsado instrumentos para una participación real y efectiva tanto de personas, a nivel individual como de colectivos y asociaciones, ampliando los canales y cauces participativos en la ciudad». Para la edil, el nuevo modelo de participación abre un camino muy positivo para que la ciudadanía se sienta con capacidad de decisión en su Ayuntamiento, además de recuperar el voto para las asociaciones vecinales que se les negaba con el anterior reglamento».
Helena Galán recalca la importancia y efectividad de la Participación Ciudadana como una gran herramienta que ha permitido, entre otras cosas, que por primera vez en la ciudad de Toledo se aprueben los primeros Presupuestos Participativos, siendo los toledanos parte activa en la decisión del destino de algunas partidas presupuestarias que se gestionan desde el consistorio de la capital.
Desde la concejalía de Participación Ciudadana recalca que el reglamento actual está comenzando a rodar y se muestra receptiva a mejorar los mecanismos, siempre en beneficio de avanzar. Considera que la eliminación del veto al voto de las asociaciones es un «salto importante»  y que sólo por eso, este reglamento mejora el anterior.
Hay otras cuestiones recogidas en el reglamento que efectivamente, no se pueden cumplir ahora, pero que se han incluido para su puesta en marcha en el futuro, como las medidas de desconcentración y delegación de competencias en los distritos, habrá que esperar a que haya los necesarios presupuestos y medios, cosa actualmente imposible. No puede haber un ingeniero en cada distrito, porque hay dos para todo el Ayuntamiento. Los impedimentos son que no se puede contratar a más gente y que existe un techo de gasto.
Insiste Galán en que, a pesar de ello, se están haciendo muchas más cosas. Ni el anterior reglamento, ni el actual, pueden establecer que las votaciones sean vinculantes porque eso supondría contravenir a lo recogido en el propia Ley. Lo que sí hay es un compromiso político, de respaldo a los acuerdos que se tomen en las juntas de distrito y en los consejos de participación.  En la medida en la que el Pleno es soberano, no se puede sustituir su capacidad de decisión.
Como ejemplos de actuaciones desarrolladas a partir de propuestas de los consejos de participación se encuentran la fuente de la plaza de España, la iluminación de Reino Unido y las pistas polideportivas del barrio de Santa Bárbara, entre otros. Ejemplos, que para Galán ponen de manifiesto que «el actual sistema es un órgano vivo, de debate y nutre de iniciativas la actuación municipal, aunque no se quiera reconocer». Es muy positivo haber puesto en marcha, y en paralelo a los mecanismos clásicos de participación, otros que permiten a los vecinos de Toledo formar parte de procesos de decisión, generando una participación más viva y amplia y mucho más democrática.
Desde la concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Toledo lamentan que algunas asociaciones no vean estos nuevos cauces como una oportunidad y se empeñen en no potenciar la participación real y efectiva de todas y todos.