Residencias de mayores cierran o restringen sus visitas

L.G.C. / L.M.F.
-

A pesar de no estar obligados, los centros de mayores están adoptando medidas para evitar un posible contagio de coronavirus a sus residentes, al ser uno de los colectivos de riesgo

Residencias de mayores cierran o restringen sus visitas

Diferentes residencias de mayores de la ciudad han tomado conciencia para prevenir la propagación del coronavirus y han decidido poner en marcha medidas restrictivas  para evitar un mayor número de contagios.La Tribuna ha hablado con los responsables de varias de ellas y, ante la alerta creada y por su cercanía con personas de riesgo como son los ancianos, han decidido restringir total o parcialmente las visitas de familiares o anular durante unos días los convenios de prácticas formativas en sus instalaciones.
No tienen obligación ninguna ya que elGobierno regional, en este caso mediante la consejería de Bienestar Social, sigue las pautas del Ministerio y no han impuesto aún este tipo de restricciones en Castilla-La Mancha, aunque sí lo han hecho como «compromiso» con sus mayores y visitantes.
Es el caso del centro de mayores Casablanca, en la calleJustiniano López Brea, donde su director general, Ignacio Fernández-Cid, explica a este diario que desde el pasado lunes han restringido por completo las visitas familiares «salvo casos muy excepcionales». Esto impide asimismo el acceso de profesionales no indispensables, como los servicios de podología o peluquería, entre otros, y los desplazamientos de los mayores a especialistas fuera del centro «previa valoración del médico y siempre dependiendo de la importancia de cada caso».
Del mismo modo que se impide el acceso de familiares en las instalaciones, se han anulado los convenios de prácticas de formación en el centro, que hasta ahora suponían la formación de los grados de Enfermería o Terapia Ocupacional; y se han interrumpido las visitas informativas para conocer las instalaciones así como los nuevos ingresos. 
«Se está informando a los mayores que sus hijos y familiares más cercanos están haciendo un sacrificio y un acto de generosidad para preservar su seguridad», explica Fernández-Cid, decisión que han acogido «con responsabilidad y agradecidos».
Por supuesto, se han incrementado las medidas profilácticas e higiénicas entre el personal del centro, con gel desinfectante y mascarillas «en el momento del más mínimo síntoma», así como limpieza continua de las instalaciones y todo tipo de paramentos. Esta situación se mantendrá durante al menos los próximos 14 días y siempre pendientes de cómo avanza la actualidad.
Lo mismo ocurre en otra residencia de mayores de la ciudad, con la prohibición de acceso para ver a los familiares allí ingresados. Según han comunicado algunos de ellos a este diario, las restricciones se pusieron hace ahora tres días. «no hay ningún problema, ni sospechas, pero sí prevención por ser un colectivo vulnerable», indican. Así, el único contacto es mediante vía telefónica.
Medidas preventivas. En el caso de la Residencia Alba, también se han adoptado medidas para prevenir el contagio del coronavirus a sus residentes. Tal y como confirmaron a este diario desde la Dirección del centro, mientras esperan la respuesta de la Inspección de Bienestar Social y Epidemiología del área de Talavera para que indiquen las medidas permitidas a adoptar, desde esta residencia han decidido restringir las visitas de tal manera que cada residente solo puede recibir la de una persona al día. Además, se recomienda que haya el menor contacto físico posible, evitar besos y abrazos y mantener una distancia prudencial.
Se han restringido además las visitas a quienes presentan síntomas aparentes, como tos seca, fiebre, malestar general, dolor de garganta, entre otros. Tampoco está permitido el acceso a menores de 18 años;y se recomienda evitar aglomeraciones en las zonas comunes, instando a permanecer en las habitaciones. De hecho, los residentes con patologías respiratorias permanecen en sus habitaciones para evitar riesgos.
Asimismo, se recomienda que no visiten a los mayores familiares que viven o trabajan en Madrid como medida de precaución.
Además, en la Residencia Alba disponen de un gel  hidroalcohólico en todas las plantas para que los visitantes se desinfecten las manos. 
En el caso de la Residencia de Mayores ‘Virgen del Prado’, de titularidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, por el momento están aplicando las recomendaciones pautadas desde Salud Pública. Según informaron desde este centro, en el caso de que se detectara algún caso, ya se adoptarían las correspondientes medidas de aislamiento.
Por el momento, de acuerdo con las instrucciones del Ministerio de Sanidad, como medida de precaución se ha recomendado la restricción de visitas. Así, se recomienda a familiares, usuarios y visitantes que no acudan a esta residencia si presentan dificultades respiratorias y/o fiebre.
Igualmente, se aconseja a familiares, visitantes y usuarios que provengan o hayan estado en zonas o lugares considerados como zona de riesgo en los últimos 14 días que no visiten este centro a no ser que sea absolutamente necesario.
De igual manera, la residencia de Mayores DomusVi Río Tajo, en el barrio de Patrocinio, se rige por lo que establece el Gobierno de Castilla-La Mancha, que no llega a restringir ninguna visita, pero sí recomienda una serie de medidas. Así, aconseja limitar los accesos para visitas y ha suspendido las actividades que realizan sus mayores, tanto en el exterior como en el interior de sus instalaciones.