Reclaman a la Junta un protocolo sanitario para autistas

A.D.M.
-

La Federación AutismoCastilla-La Mancha leyó un manifiesto en la Biblioteca Regional, coincidiendo con la celebración del Día Mundial dedicado a visibilizar este trastorno

Reclaman a la Junta un protocolo sanitario para autistas - Foto: David Pérez

La Federación Autismo Castilla-La Mancha, que ayer organizó en la Biblioteca regional un acto de concienciación en el marco del Día Mundial dedicado a esta realidad, reclama la configuración de un protocolo sanitario que permita determinar un diagnóstico y atención temprana para sus pacientes. «No podemos depender de la suerte de qué pediatra te toque», señaló la presidenta de la Federación, Cristina Gómez, quien insistió en los «considerables beneficios» que la rápida identificación del trastorno puede traer consigo. Asimismo, Gómez señaló que un protocolo sanitario específicamente dirigido a personas con autismo permitiría detectar patologías que estos pacientes no verbalizan y «de las que a veces no somos conscientes hasta que es demasiado tarde».
La «sostenibilidad segura», es decir, que los centros que prestan servicio a pacientes con autismo permanezcan abiertos y con los recursos necesarios, fue otra de sus demandas, así como tarjetas de atención preferentes para estas personas, las cuales podría acabar introduciendo pronto el Sescam. «Si cualquiera de nosotros lleva mal esperar dos horas en una consulta, las personas con autismo lo llevan mucho peor».
En algunos puntos específicos, como Talavera de la Reina, ya se han implantado experiencias piloto como el Plan de Actuación con el Niño con Trastorno del Espectro Autista (Pantea), una iniciativa que desde la Federación Autismo Castilla-La Mancha piden que se implante también en otras zonas de la región.
Según Cristina Gómez, el establecimiento de un protocolo sanitario sería la continuación de los esfuerzos realizados ya para la detección y tratamiento del autismo en centros escolares. El acto celebrado en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, de hecho, contó con la presencia de profesores. Y es que «los niños autistas -aseveró Gómez- tienen derecho a estar escolarizados en un centro ordinario», porque su trastorno no tiene necesariamente que ver con una discapacidad de carácter intelectual. 
Las relaciones interpersonales y el derecho al trabajo -que, con más campañas, serían aspectos mucho más normalizados para la sociedad- fueron otros asuntos destacados en el encuentro de ayer, que finalizó con la lectura de un manifiesto de doce puntos.