Toledo tendrá su propio 'Barrio de los Artistas' en Los Canónigos

i. g. villota | TOLEDO
-

El Consorcio plantea rehabilitar el barrio, actualmente degradado, y convertirlo en una zona para artesanos y artistas, algo así como el 'Montmartre' parisino. Iniciará el proyecto con la restauración de cuatro inmuebles en el Callejón del Vicario

Los Canónigos tiene una superficie de 20.700 m2 y actualmente es una zona bastante degradada con edificios ruinosos

igarciavillota@diariolatribuna.com

París tiene Montmartre, conocido como el barrio de los pintores, Málaga el Soho, el de las artes, Berlín la zona de Friedrichshain y Valencia tiene Ruzafa. La ciudad de Toledo se sumará en los próximos meses al aire cosmopolita y bohemio de algunas de estas ciudades europeas y creará su propio ‘Barrio de los Artistas’ en los Canónigos, la barriada de la capital regional denominada así por los investigadores franceses Jean Passini y Jean-Pierre Molénat  que consta de una superficie de  20.700 metros cuadrados y se extiende desde la calle Cardenal Cisneros, al norte; la bajada del Colegio de Infantes, al sur; la calle del Barco, al este; y la calle del Pozo Amarco, al oeste.
La intervención comenzará construyendo en el callejón del Vicario, 2, un centro de coordinaciónLa intervención comenzará construyendo en el callejón del Vicario, 2, un centro de coordinación - Foto: Víctor Ballesteros Se encuentra en la parte trasera de la Catedral, cerca de la Cornisa, y es actualmente una zona  despoblada de vecinos y con edificios ruinosos por el que  tampoco se atreven a pasar los turistas. Un lugar muerto de actividad y algo oscuro.
Será el Consorcio de Toledo quien se encargue de emprender este ambicioso proyecto con el que revivir el barrio, actualmente degradado, con el objetivo de convertirlo en una zona abierta al arte y dinámica para el ocio y la cultura. Un lugar vivo por el que apetezca pasear y que además tenga alicientes para toledanos y visitantes.
Para revitalizar el barrio, el organismo ofrecerá locales comerciales durante cinco años con un alquiler mensual «muy reducido» para artesanos y jóvenes artistas. Y es que, en las últimas semanas está dando a conocer el proyecto, sobre todo a través de las redes sociales, que está cosechando una gran acogida con más de una treintena de emprendedores interesados.
El segundo eje del proyecto tiene los ojos puestos en la bajada del Pozo AmargoEl segundo eje del proyecto tiene los ojos puestos en la bajada del Pozo Amargo - Foto: Víctor Ballesteros Lo explica el arquitecto impulsor del mismo, Jesús Corroto, quien detalla que el Consorcio ya ha establecido contactos con un total de cuatro propietarios cuyos edificios se encuentran en mal estado e inutilizados para que el organismo se encargue de rehabilitarlos a cambio de la ‘cesión’ durante cinco años para poder utilizarlos como ‘sede’ de jóvenes artistas.
Iniciará el proyecto con la restauración de cuatro inmuebles en el Callejón del Vicario. El primero de ellos será el solar ubicado en el número 2. Justo enfrente de la Puerta de Los Leones de la Catedral Primada. Ahí construirán un Centro de Coordinación, centro neurálgico de la actividad económica y laboral del barrio. «La idea es que haya varios locales donde se puedan implantar artesanos, pero también una pequeña plaza interior que aporte luz y vida», explica Corroto.
Esta primera fase continuará con la rehabilitación de otras tres viviendas, en el mismo callejón, que actualmente no tienen ninguna actividad. Concretamente, los números 3, 5 y 17. Los artesanos y artistas se instalarán siempre en las plantas bajas de los edificios para estar en contacto directo con las personas que paseen por la calle. Corroto considera que esta primera intervención podría dar trabajo a una veintena de emprendedores y creativos.
En el rehabilitado Callejón de San Pedro está proyectado un mercado de jóvenes artistas donde podrán exponerEn el rehabilitado Callejón de San Pedro está proyectado un mercado de jóvenes artistas donde podrán exponer - Foto: Víctor Ballesteros El segundo eje de reforma del barrio sería el de la bajada del Pozo Amargo, donde el arquitecto plantea crear un mercado ecológico de frutas, verduras y hortalizas, además de otros productos alimenticios tan tradicionales y vinculados a Castilla-La Mancha como el queso.
El arquitecto explica que la rehabilitación de las viviendas será tanto interior como exterior y el objetivo es embellecer las fachadas, además de poner nuevos motivos de diseño y vanguardia pero aprovechando el poso histórico de una ciudad como Toledo. Además, las plantas se convertirán en protagonistas y colgarán de las calles y balcones. Precisamente de la misma forma que se hizo en el futurible tercer eje del barrio, proyectado por Corroto en el ya renovado Callejón de San Pedro donde se situará un mercado de jóvenes artistas, pintores, escultores o fotógrafos, entre otras profesionales.
El arquitecto explica que la recuperación del barrio irá unida al tratamiento bioclimático y sostenible, aprovechando la ventilación natural, ya que actualmente las calles están «blindadas» a los patios interiores, con puertas ciegas, que no permiten la circulación del aire entre los espacios abiertos que conforman la manzana. Además, detalla que el proyecto contempla la instalación de pulverizadores en los distintos ejes del barrio para refrescar las calles y hacer el paseo más confortable.
Estado actual de una de las viviendas y recreación de cómo quedará reformadaEstado actual de una de las viviendas y recreación de cómo quedará reformada Corroto apunta que Toledo «necesitaba una idea así, adaptarse a los nuevos tiempos sin olvidarse de su pasado». Por eso, otro de los objetivos es que en el barrio se establezcan ‘mercadillos’ de artículos usados, para fomentar el trueque, tan necesario en estos momentos de crisis económica en los que lo que a ti ya no te sirve puede ser reutilizado por otra persona.
«Queremos que sea una zona muy europea. La idea es acercarnos a los mercados de Berlín y no tanto a los de Marruecos. Son conceptos distintos», argumenta.
Además, una vez al mes los artistas podrán sacar sus creaciones a la calle. «Me imagino el barrio lleno de cuadros, de fotografías de artistas apoyados en las paredes de las viviendas», explica Corroto, quien añade que la intervención  no es una fantasía sino que está prácticamente cerrada y empezará a ser una realidad este mismo 2013 con el objetivo de estar lista para la conmemoración del cuarto centenario de la muerte del Greco el año que viene. «Tenemos que aprovechar las posibilidades que nos da la Catedral y también que en 2014 abrirá sus puertas el Museo de Tapices en el antiguo Colegio de Infantes. Si las calles están rehabilitadas, los turistas y toledanos podrán atravesar el barrio para ir de un edificio a otro y disfrutar también del arte callejero».