La Policía Local crea la figura del agente tutor para evitar el absentismo escolar

J.F.
-

La Policía Local de Torrijos, en su afán por acercar el Cuerpo a los ciudadanos, ha creado la figura del agente tutor, que se encarga de ir a los colegios e institutos del municipio para evitar, en la medida de lo posible, el absentismo escolar, que no sólo afecta a los estudiantes torrijeños sino a los cientos de otros municipios que se desplazan hasta la localidad cabecera de comarca para cursar sus estudios, según informó José María Flores, concejal de Cultura, Movilidad y Seguridad Ciudadana, durante la presentación, ayer, de la memoria anual del trabajo realizado por los agentes en 2011.
Un balance de actuación que arroja datos como que del total de delitos cometidos en el municipio, casi el 96 por ciento -560- fueron robos, hurtos, apropiaciones indebidas, etc.,  mientras que sólo hubo 16 contra el orden público y ocho contra la Administración de Justicia, como puso de manifiesto Luciano García, oficial de la Policía Local torrijeña, que comentó que de las aproximadamente 4.000 llamadas recibidas, un 40 por ciento eran para cuestiones relacionadas con la seguridad ciudadana, un 35 por avisos de tráfico y un 25 por problemas de ruido y convivencia.
En cuanto a atestados, el mayor número fue por diligencias por violencia de género, que se dio en 44 ocasiones, por debajo de la media nacional, dijo el oficial, seguido de diligencias por daños (30), por ‘otros delitos’ (22), contra la seguridad vial (17) y por diligencias de informes a los juzgados y por accidentes de tráfico (15 en cada caso).
En relación con las denuncias interpuestas por el Cuerpo, destacan sobremanera las realizadas por infracciones en la zona azul, con 1.211. Muy lejos quedan las 287 por tráfico, las 125 por incumplimiento de ordenanzas, las 75 tramitadas para la Delegación del Gobierno (sobre todo por alteración del orden público, consumo de drogas en la vía pública, etc.) o las 18 por incumplimiento del resto de leyes.
Por otro lado, el Cuerpo local, formado por 19 agentes -dos de ellos dentro de la segunda actividad-, lo que supone uno por cada menos de 800 habitantes y una media de edad de en torno a los 40 años, realizó a lo largo del pasado ejercicio diez decomisos de drogas y otros diez contra la piratería, puso en marcha diez campañas de controles de alcoholemia y retiró 28 vehículos abandonados de la vía pública, entre otras actuaciones.