Crispación y descontento en el ámbito judicial

Agencias
-

Asociaciones del sector consideran que la destitución de Pérez de los Cobos sería «inmoral» si se confirma que está relacionada con el informe sobre la manifestación del Día de la Mujer

Crispación y descontento en el ámbito judicial - Foto: Eduardo Parra Europa Press

El desconcierto es máximo en el ámbito judicial tras los hechos de los últimos días, que acabaron con el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos por parte del ministro del Interior. Casi nadie cree los argumentos de su titular, Fernando Grande Marlaska, del relevo en la cúpula de su cartera y la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, presidida por el catedrático Andrés de la Oliva e integrada por juristas de distinto signo, consideró ayer que, de confirmarse que Pérez de los Cobos ha sido destituido en relación con el informe sobre la actuación de la Delegación del Gobierno en Madrid en la manifestación del 8-M, se trataría de un hecho «inmoral» que retrotrae a la «época del despotismo tiránico».
En su opinión, los «indicios de desviación de poder en que ha incurrido» el ministro del Interior son «inquietantes» y constituirían «un grosero acto ilegal» si los motivos fuesen el informe entregado a la juez de Madrid Carmen Rodríguez-Medel, que investiga la actuación del delegado del Gobierno José Manuel Franco al autorizar la marcha feminista.
Para la plataforma, un acto así incurriría en «desviación de poder» y sus «graves repercusiones en otros órdenes jurídicos, incluso en el penal», no deberían ser descartados por el Ejecutivo «Sería un descarado aviso a navegantes para todos aquellos que no se plieguen a la política criminal del Gobierno», apuntó.
A su juicio, «la investigación del delito resulta vulnerable a las arbitrariedades de intereses ajenos al estricto descubrimiento de la verdad» mientras la policía judicial «siga dependiendo del Ejecutivo y no de una autoridad imparcial, independiente e inamovible».
En el seno de la Benemérita tampoco hay paz y ayer recibieron el apoyo del presidente del PP, Pablo Casado, que denunció ante responsables de asociaciones de la Guardia Civil las «injerencias» en este Cuerpo y en el Poder Judicial que está realizando el Gobierno.
 «Es una caza de brujas», afirmó con rotundidad al término del encuentro la portavoz del PP en el Comisión de Interior en el Congreso, Ana Vázquez.
El líder de los populares ya acusó el pasado miércoles por la noche a Marlaska de seguir con la «purga» en el Instituto Armado por «cesar» a Fernando Santafé tras la dimisión del director adjunto operativo (DAO), el teniente general Laurentino Ceña, y el cese de Diego Pérez de los Cobos como jefe de la comandancia de la Guardia Civil en Madrid.