'No más vidas Robadas ni personas anuladas'

La tribuna
-
'No más vidas Robadas ni personas anuladas'

Un policía de Elche llega a Esquivias con su proyecto 'No más vidas Robadas ni personas anuladas'. Ideó este programa en 2016 con el que ya ha recorrido con éxito decenas de colegios por las provincias de Alicante, Albacete, Madrid, Murcia y Toledo

 El Ayuntamiento de Esquivias, a través de la Concejalía de Educación que dirige Isabel Zamorano, ofreció al alumnado y profesorado del municipio poder vivir la experiencia de participar en el proyecto del agente de la Policía Local de Elche, Óscar Sánchez Ruiz. La amenaza del acoso escolar y ciberacoso es un tema de actualidad -ayer se conmemoraba el Día Mundial contra el Acoso Escolar- «que preocupa en gran medida al conjunto de la sociedad y que se muestra omnipresente a lo largo y ancho de todo nuestro territorio nacional afectando a miles de alumnos de colegios e institutos», señala este agente local.
Óscar Sánchez Ruiz, que ya se ha recorrido de forma altruista y en su tiempo libre más de 26.000 kilómetros por las provincias de Alicante, Albacete, Madrid, Murcia, y Toledo desde que puso en marcha su proyecto en 2016, es consciente  de que la sociedad en general está cada vez más sensibilizada con la problemática de la población infantil y ha ido adoptando progresivamente un rol más responsable y defensor del bienestar de los menores. A ello contribuye su programa ‘No más vidas Robadas ni personas anuladas’ que busca hacer frente a los «graves episodios de violencia tanto física como verbal que sufren los menores en su grupo de iguales, a los que se unen esos ataques a través de las redes sociales», hechos que «ponen claramente de manifiesto la necesidad por prevenir e informar sobre esta lacra a toda la comunidad educativa».
El proyecto, que promueve  unas condiciones de vida más que saludables entre el alumnado, el profesorado y las familias, utiliza una metodología con la que se pretende utilizar las interacciones entre los alumnos como herramienta de aprendizaje, «haciendo uso del potencial y habilidades que cada alumno posee y pueda mostrarlo en el aula para beneficiar a todo el grupo».
 Así, los alumnos y alumnas del CEIP Miguel de Cervantes y CEIP  Catalina de Palacios abordaron los días 24 y 25 de abril la problemática del acoso escolar y ciberacoso a través de diferentes charlas, talleres y actividades con las que trabajaron tanto la prevención de conductas agresivas como la sensibilización con estrategias de comunicación educativa promocionando valores como la educación, respeto, igualdad, solidaridad y cooperación.
Gran parte de los buenos resultados y gran acogida que consigue el proyecto, asegura este policía local, «radica en la originalidad e innovación a la hora de diseñar el contenido de las actividades haciéndolas más cercanas y atractivas acorde a las edades, inquietudes y necesidades del alumnado». Yes que las diversas actividades y variados talleres que programa buscaban un fin común que es «otorgar al alumnado el protagonismo de la palabra, que sean ellos los agentes centrales del cambio y no como meros objetos de estudio ni como receptores pasivos de ayuda o asistencia».
 Las habilidades propias de la inteligencia emocional, así como la educación en valores de convivencia democrática, igualdad y cooperación frente al individualismo ejercen de factores de protección frente al surgimiento de situaciones de acoso, subraya.
 Desde el Ayuntamiento de Esquivias, mostraban la firme convicción de apostar por este tipo de iniciativas para ayudar a crear centros educativos donde sus alumnos y alumnas sepan que tienen la capacidad para producir cambios positivos en el entorno donde se relacionan y construir entre todos una sociedad mejor. Para Milagros del Barrio Pérez-Grueso, alcaldesa de Esquivias, «este tipo de proyectos son necesarios por la relevancia, importancia y actualidad de los temas abordados de ahí el firme compromiso que asume este consistorio con las comunidades educativas».
Óscar Sánchez Ruiz, que recibió los agradecimientos y el reconocimiento tando del Consistorio como de los docentes de ambos colegios, subraya que «educar es mucho más que informar y formar, es dar a cada joven la capacidad de ser ellos mismos y tener su propia personalidad para que nadie tenga que decidir por ellos mismos».