Toledo cuenta con su primera tienda plenamente accesible

Á.P.G
-

El supermercado Supercor de la avenida de Europa se adapta a las personas con discapacidad y movilidad reducida. Las obras acometidas incluyen el cambio de mobiliario y la inclusión de infraestructuras para atender al usuario

Toledo cuenta con su primera tienda plenamente accesible - Foto: Yolanda Lancha

El centro comercial Supercor de la avenida de Europa inauguró las reformas realizadas en sus instalaciones en materia de accesibilidad. Las medidas implantadas pretenden facilitar la estancia en la tienda a personas con discapacidad o movilidad reducida. Las obras incluyen la dotación de mobiliario adaptado -incluyendo apoyos isquiáticos y encaminamientos-, la implementación de bucle magnético para atender a personas con dificultades auditivas y la creación de un punto accesible de atención a los clientes. Los trabajadores del centro comercial han recibido un curso que complementará las actuaciones llevadas a cabo dentro de su espacio laboral.
El vicealcalde, José Pablo Sabrido, y el director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, se congratularon por la puesta en funcionamiento de las adecuaciones acometidas por El Corte Inglés en su superficie toledana. La mejora de la accesibilidad facilitará la compra asistida a todos los consumidores. El convenio rubricado entre las grandes empresas de distribución y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha apuesta por la transformación de estos enclaves y el apoyo a aquellos clientes con necesidades diferentes. La Fundación Accesibilidad y Responsabilidad Social ha certificado esta remodelación con cinco estrellas, la máxima puntuación de su escala.
Sabrido reivindicó como positivas todas las «medidas encaminadas» a la inclusión y aplaudió la apuesta de Supercor para el acceso y la comodidad de todos los ciudadanos sin que importe su grado de movilidad. «Facilitar la vida a los toledanos es una política que apoyaremos siempre», proclamó el representante del Gobierno municipal. La concejala de Accesibilidad, María Teresa Puig también visitó la tienda adaptada. Durante su paseo, los dos ediles pudieron conocer las reformas implementadas.
Por su parte, el director general de Salud Pública y Consumo recordó el origen del proyecto. «Nos reunimos con Cermi, que nos ayudó a hacerlo». Tordera relató la sucesiones de reuniones en las que se implicaron las distribuidoras alimenticias, la administración pública y diferentes agentes sociales para terminar alumbrando un proyecto que allana la experiencia cotidiana de la compra para un buen número de ciudadanos.
Tordera explicó que este tipo de comercios se extenderán por la región a lo largo de las próximas semanas. La propia marca Supercor ha adaptado su negocio en Albacete para personas mayores o con discapacidad, según ha informado la cadena en una nota de prensa.
El convenio entre los establecimientos comerciales y el Ejecutivo autonómico prevé la creación de un comité de seguimiento, donde estarán tanto el Cermi como la Fundación Accesibilidad, para evaluar el mantenimiento de la infraestructura recién incorporada en las respectivas tiendas.
Cristina Gómez, presidenta de Cermi Castilla-La Mancha, agradeció la apuesta empresarial. «Se demuestra que la accesibilidad universal es posible, todas las personas tienen el mismo acceso a los mismos bienes y servicios». Gómez animó a la administraciones públicas a seguir su labor de suprimir barreras.