IU y Podemos confirman que mantienen su pacto para el 26M

Á. de la Paz
-

El líder de Podemos en la ciudad, Pedro Labrado, confirma que el partido no invalidará sus propias primarias y mantiene su voluntad de concurrir con una única lista de izquierdas

IU y Podemos confirman que mantienen su pacto para el 26M - Foto: Yolanda Redondo

El máximo representante de Podemos en Toledo y número tres de la coalición Unidas Podemos Izquierda Unida con que las fuerzas locales de izquierda pretenden concurrir a las elecciones del 26M, Pedro Labrado, asegura que nadie ha solicitado a su partido, «de manera directa», la celebración de un nuevo proceso de primarias para la reconfiguración de la lista con que la entente tiene previsto presentarse a los próximos comicios municipales. El responsable de la formación morada reivindica la validez del acuerdo alcanzado entre su partido e IU y reclama su plena vigencia. «En Podemos tenemos el mandato de nuestras bases de presentar una candidatura de confluencia que reúna a todas las fuerzas políticas de nuestro entorno y en eso estamos», indica Labrado.
La confluencia mantiene a Javier Mateo como número uno de la lista. El acuerdo entre las federaciones regionales de IU y Podemos garantiza que el ahora segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Toledo continúe al frente del pacto que vincula a las diferentes marcas de la izquierda política en la ciudad. «Hemos aceptado ese acuerdo», recuerda Labrado.
En la misma línea se manifiesta la dirección provincial de IU. A través de un comunicado de prensa, esta formación alude a la voluntad de la marca de «anteponer el proyecto común y de unidad popular, así como el programático de la izquierda». El partido de Garzón trata de blindar el pacto y comparecer a la cita electoral de mayo bajo un gran paraguas. Pero el cisma entre las dos firmantes y Ganemos Toledo se intuye real.
Las posibilidades de ruptura del acuerdo se han disparado en las últimas horas. El viernes, Mateo convocó una rueda de prensa en la que planteó públicamente la posibilidad de convocar unas primarias abiertas para revitalizar el proyecto político y aseguró que «la actitud de IU y Podemos es claramente excluyente con Ganemos». Las palabras del también coordinador local de IU apuntan a la ruptura, una salida que podría materializarse con la renuncia de los cuatro concejales actuales de Ganemos a formar parte de la lista única. El plazo para que los dos partidos suscriptores de la alianza respondan a la petición planteada por Mateo finaliza este miércoles. Si en los tres próximos días, ni Podemos ni IU contestan en sentido afirmativo a la propuesta de unas nuevas primarias abiertas, la propia pervivencia del acuerdo quedará en entredicho.
«Lo que no vamos a hacer es invalidar nuestras primarias», explica el líder local de Podemos. El partido de los círculos celebró hace algunas semanas su propio proceso interno, del que Labrado salió victorioso por delante de Helena Galán. La formación morada presume de haber sido la única de todo el arco municipal que ha sometido la decisión de elegir candidatos entre la militancia y reafirma la vigencia de una decisión que pone a Mateo como número uno en la papeleta; a Olga Ávalos como segunda, a Labrado tercero y a Galán cuarta. «Si alguien se quiere desmarcar, lo tendrá que decir: nosotros no nos desmarcamos», sentencia Labrado.
 Desde Podemos defienden que las negociaciones alumbraron «un buen acuerdo en una candidatura que ilusiona». Ambos partidos tratan de evitar la dispersión del voto de izquierdas en dos propuestas diferentes.
Las dudas sobre si el acuerdo cristalizará definitivamente en una papeleta común han surgido tras la intervención de Mateo el viernes. IU provincial, en su nota de prensa, lamenta que su coordinador local intente «desvinculase de un proceso de elaboración de candidaturas del cual él era manifiestamente cómplice». Labrado, por su parte, lamenta «la nomenclatura que se está utilizando» alrededor de otro proceso de primarias que Mateo esgrime como motivo para la incorporación de nuevas caras, aunque su «deseo, desde hace meses, era la confluencia».