El Gobierno central desiste de su recurso contra las 35horas

Leticia G. Colao
-

García-Page ha anunciado en Talavera que se consolida este derecho que rebaja de 37,5 a 35 horas el trabajo de los funcionarios regionales tras el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Ejecutivo de Rajoy

El Gobierno central desiste de su recurso contra las 35horas

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado hoy en Talavera que el Gobierno central ha desistido en su recurso contra la legislación autonómica que rebajó nuevamente la jornada laboral de los funcionarios de la Administración regional a 35 horas semanales. Así lo ha explicó en un desayuno informativo organizado por Encastillalamancha.es, donde ha confirmado que de este modo esta reducción de jornada «es firme para siempre» por lo que este derecho está ya consolidado.
La recuperación de esta jornada entró en vigor el 1 de enero tras aprobarse la Proposición de Ley presentada por el PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha el 20 de diciembre.
Así se afianza una promesa realizada a los empleados públicos tras la ampliación hasta las 37,5 horas en la anterior legislatura, mediante una ley de ámbito regional.
Esta vuelta a la jornada de 35 horas se implantó en enero de 2016, siendo Castilla-La Mancha la primera Comunidad Autónoma en recuperar ese derecho para sus empleados públicos. Un recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de Rajoy en funciones supuso su posterior anulación por el Tribunal Constitucional.
El presidente regional ha señalado que, gracias a que se ha cumplido con el déficit, «hemos conseguido» este logro, pero es importante que ahora «no nos recurran otra por considerar que nos metemos en el terreno económico o penal».
armonización fiscal. En otro orden de cosas, el presidente de regional reiteró su intención de solicitar que se vuelva a convocar la Conferencia de Presidentes Autonómicos en la próxima legislatura «para abordar un proceso claro de convergencia y armonización fiscal». Se trata de un momento, dijo, en el que «el péndulo, que ha pasado de ser muy centralista en España a muy descentralizado, vaya a un proceso moderado donde podamos encontrarnos todos».