Los toledanos en el extranjero se duplican en diez años

Á. de la Paz
-
Los toledanos en el extranjero se duplican en diez años - Foto: Yolanda Redondo

La población con origen en la provincia emigrada lejos de España suma 14.485 personas por las 7.067 de hace una década. La diáspora ha mantenido un ritmo constante de crecimiento

Un total de 14.485 personas con domicilio anterior en la provincia de Toledo residieron en el extranjero durante 2018. La cifra supone más del doble que la registrada diez años años antes, cuando había 7.067 toledanos instalados en terceros países. Los datos, recogidos en el padrón de españoles residentes en el extranjero que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), evidencian la dimensión del fenómeno migratorio para una parte significativa de la población. El aumento en el número de emigrantes que han dejado Toledo se ha mantenido al alza durante toda la serie histórica disponible, siendo su goteo aún más elevado en los años más difíciles de la crisis económica.
La suma de toledanos residentes en el extranjero tiene un tamaño superior al de buena parte de las localidades de la provincia. Sólo Toledo, Talavera, Illescas y Seseña, las cuatro con un censo más amplio, acumulan más población que la que habita en el exterior.
La colonia toledana repartida por el resto del mundo se ha expandido con un ritmo superior al que lo ha hecho la del conjunto de España. Mientras que el volumen de toledanos en países foráneos ha crecido casi un 105% en el periodo comprendido entre 2008 y 2018 (las cifras que ofrece el INE son a fecha de 1 de enero del año siguiente), el tamaño de la población española residente en naciones ajenas creció alrededor de un 73%  en ese mismo periodo, pasando de 1,47 millones a 2,54 millones.
Según la edad, el grupo de toledanos en el extranjero más numeroso actualmente lo forman aquellos que tienen entre 40 y 44 años, con un total de 1.098 residentes. La segunda cohorte más nutrida se ubica entre quienes cuentan con entre 45 y 49 años. Tanto los veinteñeañeros como aquellos que transitan por la treintena no son los colectivos más amplios lejos de las fronteras españolas, aunque su peso es notable. Destaca, por poco nombrada, la importante presencia de jóvenes entre 10 y 19 años que crecen en el exterior, ascendiendo el número total hasta los 1.938 niños y adolescentes.
La evolución en el padrón de residentes en el extranjero procedentes de Toledo certifica que la emigración se ha instalado como posibilidad para el desarrollo vital y profesional en diferentes capas sociales, siendo más visible en los grupos en edad laboral. El total de toledanos entre los 20 y los 65 años que viven en otras zonas del planeta alcanza las 8.314 personas. Las oportunidades en otros mercados de trabajo se apuntan como una de las grandes prioridades en la decisión de abandonar la provincia.
Respecto a la distribución en función del sexo, los datos de Toledo registran una apreciable igualdad entre hombres y mujeres. De los 14.485 toledanos registrados como residentes en el exterior el 1 de enero de 2019, 7.295 son hombres y 7.190 mujeres. Esta pequeña diferencia en favor del género masculino ha sido habitual a lo largo de los últimos años, excepto en 2012 y 2013 cuando hubo más emigradas que emigrados procedentes de la provincia.