Consuegra recibe vía libre para la EDAR por 4,4 millones

J.M.
-
Consuegra recibe vía libre para la EDAR por 4,4 millones - Foto: David Pérez

Acuaes, dependiente del Ministerio de Fomento, autoriza la adjudicación a Asteisa Tratamiento de Aguas de la nueva depuradora. Las obras comenzarán en abril

 El Consejo de Administración de la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), autorizó ayer la adjudicación por 3.622.929 euros de las obras de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Consuegra. La actuación incluye también las conexiones de la nueva EDAR con los colectores municipales. «Llevamos trabajando bastante tiempo. Casi cuatro años», decía el alcalde, José Manuel Quijorna, tras la ratificación del acuerdo, que supone una financiación del 50 por ciento con fondos europeos y el otro 50 por ciento con fondos municipales.
La empresa adjudicataria ha resultado Asteisa Tratamiento de Aguas, S.A.U. por un plazo de 22 meses, incluyendo seis meses para la puesta en marcha de las instalaciones. El alcalde indicó que está previsto que las obras comiencen ya en abril, con una duración de un año. «Es la infraestructura más costosa de la legislatura», afirma el alcalde sobre un proyecto que se elevará finalmente a 4,4 millones con el IVA y otros gastos.
La nueva depuradora, ubicada en el mismo lugar que la actual aunque seá un poco más grande y por eso ha habido expropiaciones, está diseñada para tratar un caudal medio de 125 metros cúbicos por hora, pudiendo alcanzar puntas en el sistema de hasta 250 metros cúbicos por hora, lo que permitirá tratar las aguas residuales de una población de hasta 22.500 habitantes equivalentes, además de permitir regular el agua de lluvia mediante tanques de tormenta, diseñados para retener las primeras aguas de la lluvia que no pueden ser tratadas inicialmente en la EDAR. Este servicio de Consuegra estará gestionada por la actual concesionaria, Gestagua.
Las razones medioambientales han influido en la renovación de las instalaciones actuales, que funcionan desde hace 30 años, porque permiten elementos contaminantes como el nitrógeno y el fósforo. Además, la infraestructura resulta fundamental para el nuevo polígono industrial, que saldrá adelante con un presupuesto de unos dos millones de euros.
Las próximas obras permitirán la implantación de nuevos sistemas de tratamiento biológico que posibilitan la eliminación de nutrientes, lo que contribuirá al mantenimiento y conservación del río Cigüela, que aporta caudal al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, alcanzando de esta forma una mejor protección y conservación del humedal.
El proyecto está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional Feder 2014-2020, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE).