Aceña: «El empate nos deja un sabor agridulce»

R. J. F.
-
Aceña reconoció que su equipo acusó físicamente las bajas en la recta final del choque. - Foto: Ferrero

El entrenador del Soliss FS Talavera admite que su escuadra iba a Tenerife a por la victoria, pero valoró que el punto sumado les distancia un poco más del descenso

El entrenador del Solis FS Talavera, Raúl Aceña, indicó con respecto al 3-3 en la cancha del Salesianos Tenerife, que «esperábamos un partido así, duro, competido donde ellos tuvieron sus ocasiones». Pero su escuadra también las tuvo y, en este sentido, alabó a las dos porteros: Rafa Luque y Yeray.
Por descontado, «veníamos a por los tres puntos». Y, de hecho, su escuadra lo intentó hasta el final, incluso con juego de cinco, sabedora de que «todos nuestros rivales para salvar la categoría habían perdido». En definitiva, «nos vamos con un sabor agridulce, pero al final tenemos un punto de diferencia más».
Volviendo al encuentro, el preparador de los talaveranos aseguró que «no vinimos pensando que íbamos a ganar de calle a Salesianos porque somos un recién ascendido con el objetivo de salvar la categoría».
Además, todos en la expedición talaverana eran conscientes de que «el partido iba a ser duro y tenemos la referencia del encuentro de la primera vuelta, que ganamos 2-1 y estuvo muy igualado».
Hay que tener en cuenta también que «vinimos con bajas ya que nosotros planificamos la temporada con una plantilla de doce jugadores y en cuanto tenemos bajas por lesiones, nos limita un poco». Eso sí, valoró el trabajo de lo que estuvieron sobre la pista canaria: «Estoy contentísimo con los jugadores, lo han dado todo y, a pesar de que queríamos los tres puntos, nos vamos satisfechos».
Aceña sí reconoció que las ausencias motivan que el equipo pague el esfuerzo físico en las rectas finales de los partidos, como así sucedió en Tenerife: «Tenemos una plantilla muy corta». A lo que se une el madrugón por el viaje, lo que «no es excusa porque ustedes van cada 15 días a la Península, pero hay jugadores que se han levantado a las cuatro de la madrugada para coger el avión y venir».
En el aspecto físico incide también que «no somos un equipo profesional, también tenemos una media de edad alta porque queríamos meter experiencia en la plantilla porque sabemos que la Segunda División es dura». Todo ello para reconocer que «Salesianos estuvo en la segunda físicamente mejor». Y sobre algún encontronazo, justificó que «hay nerviosismo, nosotros nos jugamos mucho, pero creo que todo debe quedarse en la pista». Quiso dejar claro que «los árbitros no influyeron en el resultado».Yeste sábado a las 18,00 horas llega el Real Betis.